• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

Investigan si un voraz incendio en un tercer piso de Rianxo lo causó un hombre que acabó tirándose por la ventana

La Guardia Civil investiga si un voraz incendio que se declaró a última hora de este domingo en un tercer piso de la urbanización Pazo de Rianxiño, en el casco urbano de la villa rianxeira

Investigan si un voraz incendio en un tercer piso de Rianxo lo causó un hombre que acabó tirándose por la ventana
Los efectos del incendio eran visibles ayer en el exterior de las ventanas del tercer piso
Los efectos del incendio eran visibles ayer en el exterior de las ventanas del tercer piso

La Guardia Civil investiga si un voraz incendio que se declaró a última hora de este domingo en un tercer piso de la urbanización Pazo de Rianxiño, en el casco urbano de la villa rianxeira, lo provocó el hombre que se arrojó por una ventana de su vivienda para escapar de las llamas. Ese individuo, cuya identidad responde a las iniciales A.I.A., de 37 años y que al parecer estuviera provocando altercados en el inmueble, sufrió la rotura de las muñecas y el codo izquierdo como consecuencia del impacto de su cuerpo contra una zona ajardinada tras tirarse al vacío desde unos 10 metros de altura. Fue atendido por el personas técnico de Urxencias Sanitarias-061 Galicia, momento en el que le fue requisado un cuchillo de grandes dimensiones, y posteriormente fue hallado otro objeto similar en el lugar donde cayó. Seguidamente, el herido fue evacuado en una ambulancia al Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, en donde estuvo custodiado por agentes de la Guardia Civil, que también trata de averiguar si el presunto autor del fuego tenía alteradas sus facultades mentales en el momento del suceso.
Todo comenzó poco después de las ocho de la tarde del domingo, las fuerzas de seguridad comenzaron a recibir llamadas de vecinos alertando de que una personas estaba vaciando los extintores de un edificio de la urbanización Pazo de Rianxiño, por lo que se procedió a su identificación, haciéndose cargo del mismo su compañera sentimental, que se lo llevó para su casa. Una hora y media después, una amiga de la pareja del hombre identificado informaba a la Policía Local de que ese individuo estaba rompiendo todo el piso, y que la mujer estaba encerrada en el baño por miedo. Además de los efectivos de la Policía Local, hasta el lugar se desplazó una patrulla de la Benemérita. Cuando ambos cuerpos llegaron al escenario del suceso, comprobaron que la compañera del inquilino ya se encontraba en el exterior de la vivienda.
Fuentes policiales indicaron que se vieron obligados a solicitar autorización judicial para acceder al interior del piso, debido a que se encontraron con que la puerta estaba cerrada por dentro y que el hombre se negaba a abrirles, y entendían que, atendiendo al aviso del alertante, se podría estar ante un episodio de violencia de género. Además, esa persona tampoco se prestaba a dialogar con los agentes y sólo profirió continuas amenazas hacia ellos diciéndoles “se queredes guerra ídela ter”. Por ese motivo, los Bomberos de los parques comarcales de Boiro y Ribeira fueron los que procedieron a abrir la puerta. Cuando se encontraban realizando esa maniobra empezaron a percibir que del interior del inmueble salía humo. La Policía Local especificó que ello se produjo tras escucharse una explosión, precisando que el hombre que estaba dentro arrimó un sofá a la puerta y le prendió fuego con algún producto inflamable, tipo gasolina. A consecuencia del incendio resultaron intoxicados dos bomberos y un policía local, que precisaron de asistencia urgente por inhalación de gases.
Por precaución y ante el riesgo de producirse una explosión de gas o inhalaciones, se desalojó a los residentes en el bloque de viviendas en donde ocurrieron los hechos, así como otros dos edificios anexos. Tras comprobarse que no había riesgo se permitió que las familias de los otros dos edificios regresasen a sus domicilios. Sin embargo, las del edificio en donde se declaró el incendio se les recomendó que no pernoctasen debido a que los niveles de contaminación eran altos. l