• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

La obra de la EDAR no evita problemas de reboses y vertidos en Os Mosqueiros

La obra que ha supuesto la construcción de la nueva EDAR de Ribeira y la instalación de la red de colectores no solo ha traído una situación de malos olores a algunas zonas del municipio, para los que se están acometiendo actuaciones

La obra de la EDAR no evita problemas de reboses y vertidos en Os Mosqueiros

La obra que ha supuesto la construcción de la nueva EDAR de Ribeira y la instalación de la red de colectores no solo ha traído una situación de malos olores a algunas zonas del municipio, para los que se están acometiendo actuaciones con la finalidad de erradicarlos o minorizarlos, sino que no ha logrado dar solución a algún problema histórico. En concreto, los vecinos de la zona de Os Mosqueiros, en la parroquia de Castiñeiras, indican que siguen produciéndose reboses y vertidos de fecales en la playa, pese a que se selló la tapadera de un pozo de registro que había en medio del arenal. Señalan que ahora, cuando llegan las jornadas de intensas lluvias, como sucedió hace un par de semanas, las aguas pluviales y residuales desbordan igualmente el sistema de saneamiento, tal y como ya advirtió la portavoz de IPdeR, Rosa García Pose, en el último pleno de la corporación local.
Los residentes señalan que ello se debe a que instalaron tres canalizaciones de un tamaño adecuado y que llegan a los pozos de registro, pero a partir de ahí confluyen en un tuvo de desagüe que es infinitamente más estrecho, por lo que produce el efecto embudo, y al no poder salir por ese tubo todo el agua, empieza a rebosar por el pozo de registro que hay en la parte superior de la playa de Os Mosqueiros, justo por debajo del paseo marítimo. Señalan que esta es una de las cuestiones que no se deben obviar la hora de solucionar los problemas que presenta el nuevo sistema de depuración de fecales del casco urbano de Ribeira y parroquias como Palmeira, Castiñeiras, Aguiño y Carreira.
Por otro lado, el Ejecutivo local elabora un proyecto para que siete casas de Os Mosqueiros se conecten a la red general de saneamiento, una vez que la corporación municipal dio luz verde a la modificación de dicha instalación con un pozo de bombeo y así acabar con el vertido de fecales directo desde las mismas a la ría. El cambio a introducir se debe a que Costas del Estado no dio permiso para instalar el pozo de bombeo en zona de dominio público marítimo-terrestre. Se modificó el trazado y, dado que las casas se conectan por gravedad, es posible que una quede fuera de cota, por lo que tendría que hacer su propio bombeo interior para conectarse, algo en lo que el Concello estaría dispuesto a colaborar. l