La Policía Autonómica identifica a 18 furtivos con 100 kilos de almeja

Agentes de la Policía Autonómica identificaron en Rianxo a 18 personas que estaban extrayendo almeja sin permiso durante la madrugada del jueves. A consecuencia de esta operación contra el marisqueo furtivo la patrulla tramitó 16 actas de infracción, según detalla  la Consellería de Presidencia, Administración Públicas e Xustiza. 

La Policía Autonómica identifica a 18 furtivos con 100 kilos de almeja
El molusco fue sembrado de nuevo en el mismo lugar por parte de la patrulla | cedida
El molusco fue sembrado de nuevo en el mismo lugar por parte de la patrulla | cedida

Agentes de la Policía Autonómica identificaron en Rianxo a 18 personas que estaban extrayendo almeja sin permiso durante la madrugada del jueves. A consecuencia de esta operación contra el marisqueo furtivo la patrulla tramitó 16 actas de infracción, según detalla  la Consellería de Presidencia, Administración Públicas e Xustiza. 
Los agentes integrados en el Equipo de Resposta Policial, Erpol, del cuerpo autonómico requisaron en el transcurso de este servicio 100 kilos de almeja que posteriormente fue sembrada de nuevo en la misma zona por parte de la patrulla. Desde la cofradía de Rianxo señalan que esta cantidad es inferior a la que están acostumbrados a capturar los furtivos, sobre todo teniendo en cuenta que en el operativo se identificó a 18 personas. 
La patrulla de la Policía Autonómica dio con los furtivos la noche del miércoles al jueves y además de los 100 quilos de almejas requisó también el material que estaban usando para recogerlas. Principalmente tenían rastrillos y sachos para extraer ilegalmente el molusco. El patrón mayor de Rianxo, Miguel Ángel Iglesias, señala que cada verano aumentan los ataques de los furtivos por el tiempo y porque  las secas son más grandes. 
Operativos contra el furtivismo 
El furtivismo es un problema crónico en la Ría de Arousa que causa pérdidas incalculables a los socios de los pósitos que trabajan en las playas durante todo el año. La cofradía de Rianxo cuenta con 5 guardapescas que vigilan los arenales, pero no son suficientes para hacer frene a todos los mariscadores que trabajan de forma fraudulenta. En estas tareas cuentan con el apoyo de la Policía Local de Rianxo y de la Guardia Civil, con quien tienen un convenio de colaboración. 
En este contexto se suceden los controles también por parte de la Xunta. En los últimos días fueron requisados en la Ría de Arousa otros 403 útiles, 1.400 metros de artes de enmalle y 190 quilos de distintas especies de pescado y marisco.
Recientemente la Policía Autonómica detuvo en Boiro a 17 personas en el marco de la operación contra el furtivismo “Entrerrúas” en Cabo de Cruz. Una de las personas detenidas compraba presuntamente el marisco capturado de forma ilegal para comercializarlo en su negocio. l