• Lunes, 11 de Diciembre de 2017

Reparan el radar de la autovía situado a la altura de Lampón

Personal de la empresa de mantenimiento de la Dirección General de Tráfico (DGT) estuvieron ayer por la mañana realizando labores de reparación del punto fijo de control de velocidad ubicado a la altura del kilómetro 26 de la Autovía do Barbanza.

Reparan el radar de la autovía situado a la altura de Lampón
El radar de la AG-11, a la altura de Lampón, fue objeto ayer de una reparación | CHECHU
El radar de la AG-11, a la altura de Lampón, fue objeto ayer de una reparación | CHECHU

Personal de la empresa de mantenimiento de la Dirección General de Tráfico (DGT) estuvieron ayer por la mañana realizando labores de reparación del punto fijo de control de velocidad ubicado a la altura del kilómetro 26 de la Autovía do Barbanza, en la calzada que va de Ribeira hacia Padrón, a la altura de Lampón (Boiro). Pese a que desde la Consellería de Infraestructuras de la Xunta de Galicia no pudieron confirmar dicha actuación, varios conductores indicaron que fueron testigos de como se estaban acometiendo esos trabajos. Se da la circunstancia de que desde hace más de un años una pintura azul tapaba el cristal a través del que el referido dispositivo de radar toma la fotografía del vehículo que rebasa el límite máximo establecido de 120 kilómetros por hora en ese tramo de bajada, por lo que no podía recoger dicha imagen. Se procedió a la sustitución del mismo
Esos mismos testigos indicaron que pudieron ver como los operarios y técnicos de mantenimiento de la DGT también abrieron la puerta de la cabina en cuyo interior se encuentra toda la maquinaria del radar y en la que también estuvieron trabajando. Por ahora se desconoce cuando volverá a funcionar el dispositivo, aunque no se descarta que ya lo esté haciéndolo. De todos modos, ayer se pudo comprobar como los conductores de muchos coches frenaban o levantaban el pie del acelerador ante la sospecha de que pudiera estar funcionando, al igual que venía sucediendo hasta ahora, ante el temor de que funcionase. Lo que aún no se ha repuesto es la cámara de vigilancia del propio radar.