• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Reportaje | Un amor en Taragoña escrito “a 3 metros sobre el cielo”

Resulta bastante frecuente que los amigos de los novios les rindan su peculiar homenaje de “se casan” colgando trozos de tela en diferentes sitios para anunciar la fecha del compromiso matrimonial. Incluso, algún hombre llegó a escribir sobre el asfalto

Reportaje | Un amor en Taragoña escrito “a 3 metros sobre el cielo”
El mensaje de amor apareció a la entrada del acceso peatonal de la iglesia | Chechu
El mensaje de amor apareció a la entrada del acceso peatonal de la iglesia | Chechu

Resulta bastante frecuente que los amigos de los novios les rindan su peculiar homenaje de “se casan” colgando trozos de tela en diferentes sitios para anunciar la fecha del compromiso matrimonial. Incluso, algún hombre llegó a escribir sobre el asfalto de alguna carretera versos o poemas de amor dirigidos a su enamorada o, como sucedió a mediados de julio de 2015, la efímera pintada en la pared de un edificio a la entrada del casco urbano de A Pobra en la que alguien le agradeció a su pareja el tiempo que llevaban juntos con el mensaje: “1.600 días y sigo pensando que es el primero. Buenos días princesa”.
En la madrugada del miércoles alguien dio otro paso, juntó esas ideas y colgó a la entrada del acceso peatonal de la iglesia parroquial del Divino Salvador de Taragoña un gran trozo de tela blanca, sujeta por cuerdas a unos árboles, con un mensaje que dice: “Tu y yo a 3 metros sobre el cielo”, acompañado de un corazón con la letra “R” repetida y tres estrellas. Todo hace indicar que esas letras podrían ser las iniciales de los nombres del autor del mensaje y el de su amada, pero desconcierta un poco que en la parte inferior aparezca tachada lo que podría ser una firma, “Bali”, como si se arrepintiera de ponerlo, salvo que se refiera al nombre de la isla de Indonesia y que ese fuera su destino como enamorados.


Que se trata de un mensaje de amor es algo que no duda nadie. Basta con recordar el libro “Tres metros sobre el cielo” (2004), del italiano Federico Moccia y en el que se basó la película del mismo título que en 2010 protagonizaron Mario Casas (“Hugo” o “Hache”) y María Valverde (“Babi”) y que se convirtió en el filme español más taquillero de ese año. En una de sus partes los protagonistas, que se conocen pese a ser de mundos opuestos entre los que triunfa un amor inicialmente imposible, se encuentran con un muro en el que las parejas escriben frases de amor y él le dice a ella que están a tres metros sobre el cielo donde viven los enamorados y que luego acaba escribiendo en ese muro, que viene a significar que ambos están viviendo su amor alejados del mundo sin que les importe nada de lo que opinen los demás.
Fue Javier Silva López, enterrador del cementerio de Taragoña, quien descubrió ese trozo de tela con el citado mensaje al llegar a trabajar a las seis de la madrugada a ese lugar. El hecho de que estuviera cerca del camposanto parroquial y que se mencionase el cielo le hizo sospechar que podría tratarse de una dedicatoria a un difunto, pero de inmediato cambió de opinión para pensar que se trataba de una declaración de amor. El paso de las horas y el hecho de que fuera rompiéndose hizo que acabase por retirarlo. Lo que aún es una incógnita es la identidad de sus protagonistas.