• Martes, 26 de Septiembre de 2017

Riveira lanza una campaña para prevenir los incendios forestales

Con la llegada del buen tiempo y el incremento de las temperaturas, Galicia ya ha empezado a sufrir, un año más, la lacra de los incendios forestales.

Riveira lanza una campaña para prevenir los incendios forestales
Con la llegada del buen tiempo Galicia ya ha empezado a sufrir, un año más, la lacra de los incendios forestales
Con la llegada del buen tiempo Galicia ya ha empezado a sufrir, un año más, la lacra de los incendios forestales

Con la llegada del buen tiempo y el incremento de las temperaturas, Galicia ya ha empezado a sufrir, un año más, la lacra de los incendios forestales. Es por ello que el Concello de Riveira ha querido adelantarse al problema y ha emitido un bando municipal cuyo objetivo es concienciar a los vecinos del rural de la importancia de la prevención del fuego mediante la correcta gestión de la biomasa.

De esta forma, el escrito incide en la necesidad de proteger a bienes y personas ante los incendios forestales, motivo por el cual recuerda a los riveirenses lo que recoge la Ley a este respecto. La norma, subraya el bando municipal, establece unas condiciones de prevención específicas para las denominadas “redes secundarias de faixas de xestión de biomasa”, cuya función es proteger los núcleos poblacionales, infraestructuras, equipamientos sociales, zonas edificadas, parques y polígonos industriales.

En dichas fajas es obligado para los responsables de las mismas gestionar la biomasa vegetal en una franja de 50 metros perimetral al suelo urbano, de núcleo rural y urbanizable delimitado, así como alrededor de edificaciones, viviendas aisladas y urbanizaciones, depósitos de basura, parques e instalaciones industriales, situadas a menos de 400 metros del monte, de acuerdo con los criterios para la gestión de biomasa estipulados en la Ley.

Deberes de los titulares
Las obligaciones de los titulares de estos terrenos están especificadas por distancias. Así, de 0 a 10 metros, es obligatoria la eliminación de toda especie arbustiva, arbórea o herbácea. Hasta lo 30 metros es necesario deshacerse totalmente de la vegetación seca (arbustos y hierbas) hasta 20 centímetros. Además, deben cortarse los árboles de especies no permitidas (pinos, eucaliptos, etc.) en la franja de los 30 metros desde las edificaciones.

De 30 a 50 metros se eliminará por completo la vegetación seca (restos de poda, arbustos y hierba seca) así como arbustos y hierbas en la parcela hasta 20 centímetros. En cuanto a los árboles, se podrán conservar los de cualquier especie, en las condiciones estipuladas, que requieren que estén formando masas mixtas y distanciadas siete metros entre ellas. En el caso de árboles de 0 a 11,4 metros, deben podarse hasta un tercio de su altura, y en los de mayor alzada, la poda mínima es de cuatro metros.