• Sábado, 23 de Septiembre de 2017

RIVEIRA - Roban 6.400 cajas de plástico para carnada de una fábrica del polígono de Xarás en las dos últimas semanas

Se podría decir que las 230 cajas de plástico que hace unos días alguien sustrajo de tres barcos de bajura amarrados en el puerto de Riveira se quedan en un chiste al lado de los más de 6.400 recipientes de esas mismas característica que había apilados en una explanada posterior de la nave Fripalsa, en el polígono industrial de Xarás, y que los amigos de lo ajeno se llevaron en varios días alternos de las dos últimas semanas.

RIVEIRA - Roban 6.400 cajas de plástico para carnada de una fábrica del polígono de Xarás en las dos últimas semanas
Imagen de hace unos días con las última cajas de plástico robadas  CHECHU RÍO
Imagen de hace unos días con las última cajas de plástico robadas CHECHU RÍO

Se podría decir que las 230 cajas de plástico que hace unos días alguien sustrajo de tres barcos de bajura amarrados en el puerto de Riveira se quedan en un chiste al lado de los más de 6.400 recipientes de esas mismas característica que había apilados en una explanada posterior de la nave Fripalsa, en el polígono industrial de Xarás, y que los amigos de lo ajeno se llevaron en varios días alternos de las dos últimas semanas. Después de los primeros episodios, sus propietarios presentaron la correspondiente denuncia en la comisaría de la Policía Nacional. Tras varios días de espera y vigilancia, en la tarde-noche del jueves se volvieron a repetir los hechos, aunque la cantidad sustraída fue menor.
Según pudo saber este periódico, el primero de los robos se registró en la noche del viernes 18 de abril, cuando los ladrones se llevaron unas 600 cajas de plástico que pertenecen a sus clientes. En dos jornadas posteriores la cifra ascendió a 800, cada una, hasta que entre las once de la noche del sábado y la una de la madrugada del domingo pasados lograron su mayor botín, pues el número de cajas que se llevaron ascendió a 4.000, además de un centenar de palés de madera que habían colocado alrededor de las columnas de recipientes de plástico para carnada. Parece que los ladrones no actuaron de forma aleatoria, pues se sospecha que controlaron si tenían vía libre o no, pues una noche antes estuvo vigilando un guardia de seguridad y no aparecieron por el lugar, aunque el hecho de que lloviera pudo echarles atrás para delinquir.
Después de una semana en la que hubo vigilancia nocturna en la nave de Fripalsa, los ladrones volvieron a hacer acto de presencia a última hora del 1 de mayo, pero lo hicieron entre las ocho de la tarde y las diez de la noche, antes de que llegase el guardia de seguridad, y robaron unas 200 cajas, algunas de ellas serigrafiadas con el nombre de Fripalsa. Por las cámaras de una nave próxima al lugar se sabe que los cacos utilizaron una o dos furgonetas blancas de la marca Ford, pero por el momento no parece ser suficiente para que se pueda saber de quien se trata. Un dato significativo es que en la noche del 26 al 27 de abril los ladrones realizaron tres viajes, dos de ellos con una furgoneta sola y el último con dos, y el tiempo que tardaron entre que se marcharon y regresaron fue bastante corto, por lo que se sospecha que no deben ser de muy lejos o que las depositaron en algún sitio u otro vehículo que no debía estar demasiado alejado del polígono industrial. Los rastreos efectuados por sitios sobre los que había sospechas no dieron los frutos deseados. n