• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

1 AROSA -1 ALONDRAS

El Arosa, abonado al empate

Se presumía un partido sumamente nivelado y lo fue, en el juego y en el marcador. El Arosa igualó ante el Alondras ayer en una tarde fría en A Lomba.

El Arosa, abonado al empate
Arosa y Alondras jugaron un partido con más pelea que juego vistoso que se salcó en empate | gonzalo salgado
Arosa y Alondras jugaron un partido con más pelea que juego vistoso que se salcó en empate | gonzalo salgado

Se presumía un partido sumamente nivelado y lo fue, en el juego y en el marcador. El Arosa igualó ante el Alondras ayer en una tarde fría en A Lomba. El equipo local fue fiel a su condición de rey del empate (lleva 9) y se queda a 7 puntos del play-off, en mitad de la tabla. Dadas las circunstancias no es un mal resultado, puesto que los locales estuvieron muy mermados por sus siete bajas y los problemas que arrastran Suso Martínez y un Iago Beceiro que no fue titular. Si bien, una vez logrado lo más difícil, ponerse por delante al inicio de la segunda parte con un tanto de Vseva, el punto deja un sabor amargo. El Arosa no pudo aguantar su ventaja ni cinco minutos, otro dudoso penalti, como ocurrió la semana pasada en Carballo, permitió al rival igualar.
Los visitantes fueron ligeramente mejores durante una hora y consiguieron reaccionar bien al tanto local. El Arosa, muy condicionado por sus sensibles ausencias, tuvo sus mejores momentos mediada la segunda parte, pero ayer le faltó más juego que remate.
El Alondras planteó el partido para presionar la salida de balón de un Arosa incapaz de sacudirse esa presión y progresar desde atrás. La mejor arma arlequinada fueron los balones al espacio en la banda derecha al juvenil Carlos Torrado. Así llegó su mejor y prácticamente única ocasión del primer tiempo. Torrado, al cuarto de hora, corrió la banda y puso un gran centro al segundo palo, donde remató de cabeza el letón Vseva y salvó el central Aitor Díaz, que regresaba al campo donde militó las dos últimas temporadas.
El Alondras estuvo más cómodo en el primer tiempo, más intenso, y ganó los duelos individuales en los balones divididos. Tuvo varias llegadas que no concretó. En el minuto 21, el delantero Álex Rey le robó la cartera a Rivas, que era el último hombre con los locales desplegados. El árbitro señaló una falta dudosa que evitó la ocasión visitante clarísima. En el minuto 23 el colegiado a instancias de un asistente anuló por fuera de juego un remate de Gabri que acabó en el fondo de la red. La acción nació en otra pérdida del Arosa en campo propio. La más clara de los visitantes llegó en el minuto 27. En un balón templado desde el centro del campo a la espalda de la zaga local. Mauro tiró la diagonal y se llevó el balón por delante del central Rivas, pero su remate se fue por encima del larguero.
Hasta el descanso el juego se niveló, pero el Alondras continuó siendo mejor ante un Arosa espeso e impreciso, que apenas fue capaz de conectar con su delantero Javi Pazos y con su mediapunta Julio Rey, los únicos capaces de inquietar el orden defensivo morrancense más allá del juvenil Torrado, que se reivindicó con un excelente partido.
El Arosa encontró el gol al inicio de la segunda parte, en la que empezó mucho mejor el Alondras. Fue en una diagonal del juvenil de San Miguel de Deiro, centró al área y el lateral Varo sufrió un inoportuno resbalón cuando se disponía a despejar, tocó el balón, dejándolo franco para que el letón Vseva cruzase ante la salida del meta Hortal.
El Alondras reaccionó bien, pasó a tener el balón y armó un ataque largo con el Arosa muy metido a su campo. Mauro tiró el desmarque en el área y cayó ante la salida de Roberto Pazos, el árbitro decretó un penalti muy protestado por los locales. El propio Mauro hizo el empate desde los once metros antes de la hora de hora de partido.
Tras el 1-1 el Arosa pasó a dominar y a jugar en campo contrario y el técnico visitante Antonio Fernández no tardó en mover ficha dando entrada al central Agujetas por el atacante Gabri, pasando a jugar con tres centrales y carrileros. No le fue demasiado bien el cambio a los de Cangas. Rivas de cabeza en un córner y un pase atrás tras una gran internada de Carlos Torrado fueron las mejores opciones del Arosa fruto de su dominio antes de los últimos quince minutos. Momento que aprovechó el técnico local para dar mordiente al ataque con la entrada de Iago Beceiro. Nada más salir, el atacante coruñés hizo una jugada por banda izquierda, centró y el remate de cabeza de Javi Pazos se perdió por encima del larguero.
El Alondras volvió a defensa de cuatro en los últimos minutos y consiguió reducir el empuje del Arosa, que ya solo llegó a balón parado sin concretar ninguna opción. Los visitantes reclamaron un penalti en una caída de Varo con Sidibé. También Javi Pazos reclamó un agarrón en el área visitante, que el árbitro dejó continuar.
El Arosa le llega el parón de la próxima semana en un buen momento. Necesita recuperar efectivos.