1 AROSA-0 RACING VILALBÉS

El Arosa acaba ante el Vilalbés con su sequía de goles y triunfos

1 arosa-0 racing vilalbésMás de 360 minutos después el Arosa volvió a marcar. Un gol de Javi Pazos mediada la segunda parte ayer en A Lomba que sirvió para tumbar a un combativo Racing Vilalbés. Segunda victoria en liga del equipo de Jorge Otero. Costosa y trabajada

El Arosa acaba ante el Vilalbés con su sequía de goles y triunfos
Sidibé pugna con Make por un balón aéreo durante el encuentro  | gonzalo salgado
Sidibé pugna con Make por un balón aéreo durante el encuentro | gonzalo salgado

Más de 360 minutos después el Arosa volvió a marcar. Un gol de Javi Pazos mediada la segunda parte ayer en A Lomba que sirvió para tumbar a un combativo Racing Vilalbés. Segunda victoria en liga del equipo de Jorge Otero. Costosa y trabajada, ante un rival casi siempre ordenado sin balón pero que en ataque no probó ni una sola vez a Sergio Lloves. El triunfo es una inyección anímica para los vilagarcianos, que escalan hacia mitad de la tabla y suman su tercer partido seguido sin encajar.
El partido, aunque cerrado y con pocas ocasiones, tuvo varias fases. El Arosa empezó bien, con un ritmo alto y encontró espacios para hacer transiciones rápidas. Y eso que el plan del técnico visitante Óscar Gilsanz fue el de molestar el inicio del juego de los locales con un dibujo 4-4-2. A los dos minutos Iago Beceiro, que jugó en la banda izquierda e interpretó muy bien el juego para recibir por dentro entre líneas, sirvió un gran pase interior sobre Yerai, cuyo remate con la zurda lo salvó con el pie el meta Marcos.
El Arosa encontró situaciones para atacar los espacios durante el primer cuarto de hora. Otra vez Iago Beceiro maniobró entre líneas y le puso un buen pase al espacio del delantero Javi Pazos, que dentro del área escorado a la izquierda disparó demasiado cruzado. Óscar Gilsanz ordenó un cambió de piezas al cuarto de hora. Villares le dejó la banda izquierda a Álex Pérez y se colocó junto a Sergio Arias en punta. El Vilalbés a partir de ahí mejoró mucho. Ya no tuvo tantos problemas para frenar las transiciones del Arosa, que fue perdiendo verticalidad y frescura en su juego. El equipo visitante logró nivelar el juego en la primera parte, en la que ya no hubo ocasiones claras por ambos bandos.


El Arosa centró sus esfuerzos en tratar de progresar iniciando en combinación desde atrás ante un rival que le fue cerrando bien todas las vías posibles y fue ganando consistencia en tareas defensivas. Pero el equipo de Óscar Gilsanz no consiguió inquietar la portería de Lloves.
Al inicio de la segunda parte el Racing Vilalbés tuvo una llegada peligrosa, en una acción en el área entre Sergio Arias, Villares y Álex Pérez, pero sin remate. El Arosa pasó a llevar más la iniciativa, pero le siguió costando generar ocasiones. A la hora de partido Jorge Otero dio entrada al Sylla. Un cambio clave en el partido. El senegalés dio más mordiente al ataque local desde la banda derecha. En una de sus carreras al espacio fue agarrado y derribado por el central Antonio, que vio la amarilla mientras la grada pedía la roja.
En el minuto 70 llegó el gol. Sylla recibió en el centro del campo y envió un buen pase hacia Javi Pazos, que estaba entre los centrales ya pisando el área. El delantero hizo un buen control orientado con el pecho y dejó atrás a ambos defensores para marcar desde el punto de penalti por bajo ante la salida del meta Marcos.
En los últimos veinte minutos el Vilalbés acumuló más jugadores por delante del balón, pero las llegadas más claras fueron de un Arosa solvente en defensa, sin errores esta vez, que solo sufrió al final por la incertidumbre del marcador, pero no por el acoso de su rival. El domingo visita al Boiro.