• Martes, 12 de Diciembre de 2017

El Arosa hace de su tercera victoria seguida un trámite

AR5OSA-DUBRA 4-1

El Arosa acabó con su maldición y logró ayer su tercera victoria consecutiva en liga, algo que no conseguía desde 2013, al golear al Dubra 4-1 en un partido que los locales convirtieron en un trámite. No hubo color. La superioridad fue absoluta ante un rival que está virtualmente descendido y anímicamente tocado.

El Arosa hace de su tercera victoria seguida un trámite
Los jugadores celebran el primer gol de la tarde que hizo Eloy a centro sensacional de Fran Matos	                                                     gonzalo salgado
Los jugadores celebran el primer gol de la tarde que hizo Eloy a centro sensacional de Fran Matos gonzalo salgado

El Arosa acabó con su maldición y logró ayer su tercera victoria consecutiva en liga, algo que no conseguía desde 2013, al golear al Dubra 4-1 en un partido que los locales convirtieron en un trámite. No hubo color. La superioridad fue absoluta ante un rival que está virtualmente descendido y anímicamente tocado. Ayer el conjunto de Chus Baleato encajó su decimosegunda derrota consecutiva y apenas hizo oposición a un Arosa que sin brillantez pero subiendo el ritmo de juego en determinados momentos resolvió la papeleta con comodidad. El equipo de Jorge Otero se afianza en la cuarta plaza en una jornada en la que volvió a pinchar el Vilalbés y prosigue la espectacular remontada del Bergantiños.
El partido  no tuvo demasiada historia porque el Arosa lo encarriló en la primera parte con los goles de Eloy y Rivas. El Dubra, inmerso en una pésima dinámica negativa de resultados, trató de defender replegado con orden en los primeros minutos, presionando en el centro del campo. El Arosa, de nuevo con un once inédito en la segunda vuelta (Suso se quedó en el banquillo y Marcos jugó de lateral izquierdo como novedad esta vez), tomó el control del balón y dio dos avisos antes del 1-0. A los tres minutos Hugo Soto remató en el primer palo un córner al lateral de la red. Los locales pidieron penalti en un claro derribo del central Juan Caneda sobre Eloy en el minuto doce. En el catorce, el equipo de Otero “abrió la lata”. Fue en una meritoria jugada trenzada de izquierda a derecha. El lateral Fran Matos la acarició en un centro magnífico al segundo palo donde remató de cabeza Eloy de forma acrobática. Un golazo con dedicatoria a su novia, beso incluido.
Tras hacer lo más difícil, el Arosa bajó enteros. Sesteó. El Dubra se animó y tuvo una opción para empatar en una falta lateral que cabeceó por encima del larguero Cholo. El conjunto de Chus Baleato se fue creciendo en el partido. Adelantó líneas y niveló el juego. El partido decayó. En el tramo final del primer período el Arosa volvió a subir el ritmo e hizo el 2-0. Primero avisó Julio Rey en una fantástica maniobra en el área. A balón parado, apartado en el que el equipo de Otero marca esta temporada casi la mitad de sus goles, llegó la sentencia. En un córner lanzado al punto de penalti por Sergio Santos y cabeceado de forma inapelable por Rivas. El ánimo de Dubra se vio mermado por este segundo mazazo.
A los cinco minutos de la segunda parte Antón Vilas tuvo el tercero. El Arosa salió bien de la presión en campo propio. Santos filtró un pase sobre la carrera de Vilas, que dentro del área remató de volea en potencia y el meta Brais envió a córner en una gran intervención. El tercer tanto llegó superada la hora de partido en otra acción a balón parado. Una falta lateral que lanzó Julio Rey, Gonzalo desvió hacia su propia portería con la cabeza y su compañero Brais no pudo evitar que el balón se fuese a la red.  En su primera intervención en el juego Sylla hizo el cuarto. Fue en el minuto 65. El senegalés que entró en sustitución de Antón Vilas, recibió un pase de Julio Rey, se internó en el área, dribló a un contrario y se hizo su espacio para rematar cruzado en  un buen  gol. 
Los dos técnicos fueron introduciendo cambios. El Dubra intentó buscar su gol en A Lomba a pesar de que Chus Baleato aumentó a cinco efectivos su defensa tras encajar el cuarto tanto. Ferreiro  fue el que más lo intentó en los visitantes en la banda derecha.
En el último cuarto de hora el Arosa controló el juego a través de la posesión del balón y el partido se fue consumiendo sin ocasiones hasta que ya en el tiempo de aumento la insistencia de Ferreiro tuvo premio. Realizó una buena acción individual por la izquierda y sirvió un pase atrás al punto de penalti que remató con acierto Adrián Vázquez. Fue el 4-1 definitivo.
El Arosa suma seis victorias consecutivas en A Lomba, donde permanece invicto. Solventa con éxito la parte amable del calendario. Ahora vienen curvas, empezando por la visita a Santiago el domingo (17 horas) ante un Compostela que ayer no pasó del empate en O Barco.