• Martes, 12 de Diciembre de 2017

El Arosa quiere romper su maldición

Ganar es obligado, quizá esa presión sea la máxima dificultad para el Arosa esta tarde en el duelo ante el Dubra en A Lomba a las 16:30 horas. El equipo de Chus Baleato asume sus opciones nulas de salvarse, de hecho si encaja esta tarde su decimosegunda derrota seguida y se dan una serie de resultados su descenso matemático se consumaría.

El Arosa quiere romper su maldición
El Arosa es el único equipo de Tercera División que se mantiene invicto en casa en lo que va de temporada	jose luiz oubiña
El Arosa es el único equipo de Tercera División que se mantiene invicto en casa en lo que va de temporada jose luiz oubiña

Ganar es obligado, quizá esa presión sea la máxima dificultad para el Arosa esta tarde en el duelo ante el Dubra en A Lomba a las 16:30 horas. El equipo de Chus Baleato asume sus opciones nulas de salvarse, de hecho si encaja esta tarde su decimosegunda derrota seguida y se dan una serie de resultados su descenso matemático se consumaría. Pero el Dubra, aún con la importante baja de su delantero Eloy, unida a la de Bendaña, no vendrá con los brazos caídos. Al contrario, con muchas ganas de reivindicarse en su primera e histórica visita a A Lomba. En la primera vuelta los visitantes ya fueron capaces de rascar un empate, lo hicieron con un planteamiento ultradefensivo. Esta vez Chus Baleato, eminencia en la categoría por trayectoria y experiencia, apela al desparpajo. Habrá que ver si el Dubra estira líneas y plantea un partido abierto o se mete en la cueva.
En el Arosa Jorge Otero habla de concentración y actitud, de jugar “al 200 %” desde el inicio. Le preocupa que la relajación o el exceso de confianza condicione a sus jugadores. Vuelve Sylla a la lista y se caen los lesionados Vitra y Manu Justo, que se suman a Fran Monroy.
El Arosa se enfrenta a la maldición de las tres victorias seguidas, algo que no consigue desde 2013 en Tercera. Romper la maldición esta tarde significa conservar como mínimo la cuarta plaza, nada menos. 
En la directiva explican que el adelanto del horario, para las 16:30 horas, atiende a evitar la coincidencia con el derbi gallego de Primera División, que se juega a las 18:30 horas en Riazor.