• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

“El baloncesto de Vilagarcía goza de excelente salud”

“A base da élite”, fue el título elegido por Diario de Arousa para reunir ayer con el patrocinio del Concello de Vilagarcía a seis entrenadores y docentes referentes del baloncesto vilagarciano junto al alcalde Alberto Varela en el Salón García

“El baloncesto de Vilagarcía goza de excelente salud”

“A base da élite”, fue el título elegido por Diario de Arousa para reunir ayer con el patrocinio del Concello de Vilagarcía a seis entrenadores y docentes referentes del baloncesto vilagarciano junto al alcalde Alberto Varela en el Salón García. Ante unas 60 personas, algunas fueron partícipes al final también del debate, fueron casi dos horas de una interesante charla que giró entorno al estado actual del deporte de la canasta en la ciudad, cuya conclusión es la de que goza de excelente salud y que puede volver a contar en el futuro con un equipo referente semiprofesional masculino fruto del germen actual, con 700 licencias en edad formativa repartidas entre el CLB y el CB Vilagarcía.

La primera parte de la charla se centró en la actualidad. Tito Díaz, exentrenador de BBC y AD Cortegada, y actual técnico del Basket Coruña de Leb Oro, habló sobre la clasificación para los play-offs de ascenso a ACB por tercer año consecutivo de su equipo. Hizo hincapié en como el basket empieza a abrirse camino en la ciudad herculina, ganando la batalla al hockey sobre patines y atrayendo adeptos desde el fútbol, deporte que considera “mucho menos divertido que el baloncesto” porque “lo que pasa en un partido se resume en dos minutos”. Rubén Domínguez, que también pasó por el BBC y cumple su cuarta temporada en el Kemegal Cortegada, habló de la inminente participación en la fase de ascenso en León a LF. “Al principio lo veíamos como una ilusión y ahora lo vemos como una oportunidad”. Su equipo va a por todas, con la moral por las nubes.

Recuperándola está Manu Santos, técnico del Cambados CEV 2017, tras quedarse sin título en Leb Plata, pero el joven vilagarciano envió un mensaje positivo de cara los play-offs y se deshizo en elogios hacia su club. Alberto Blanco detalló algunos aspectos significativos de como el baloncesto es el deporte rey en Lituania, “un país con la población de Galicia”, donde trabajó los dos últimos años como técnico ayudante en el Lietuvos Rytas.

Vilagarcía se ha convertido en un lugar referente en la formación de entrenadores gracias al Ciclo de Enseñanzas Deportivas del IES Bouza Brey. El docente coordinador, Iván Villar, explicó como crece cada año el número de mujeres que se apuntan al ciclo y destacó el nivel altísimo y la tradición de entrenadores que existe en Galicia. A Pablo Villaronga, exjugador local referente,
profesor del Ciclo y entrenador del CLB júnior le tocó abrir la segunda parte de la charla, que se centró en la pérdida de un equipo semiprofesional masculino en la ciudad los últimos años. El debate dio para mucho y se retomó en el turno de preguntas. “Siento envidia sana cada vez que voy al Xuven y veo como está el pabellón y como compite el equipo”, dijo Villaronga, escéptico sobre si Vilagarcía podría contar con algo similar. “Deportivamente sí, pero a nivel económico no lo sé”. Tito Díaz habló de eso, de “los tres pilares fundamentales”, los directivos, las empresas y las instituciones. El lucense hizo una predicción muy optimista: “El baloncesto en Vilagarcía está muy sano porque hay gente que está haciendo un trabajo muy bueno, el equipo femenino volverá a la élite y seguro que habrá baloncesto masculino profesional”. Lo sucedido con el Inelga y la renuncia del Cortegada a Liga Femenina también entraron en análisis, al igual que “los muros” que pone la Federación.

Todos coincidieron en destacar el trabajo de formación que están realizando los clubes y en como repercutirá favorablemente en el baloncesto vilagarciano en el futuro. La última parte del foro giró sobre aspectos de los entrenadores, como las nuevas tecnologías, la importancia de la psicología y los exigentes requisitos que deben cumplir. A los asistentes se les hizo corto el debate porque todos los ponentes estuvieron a un nivel muy alto. l