Demasiado fuerte para empezar

Un Primera División contra un equipo de Tercera que apenas se había reunido para realizar un entrenamiento. Esta puede ser la explicación a la abultada goleada que el Depor le endosó ayer al Arosa (0-7) en el campo de A Lomba ante un millar de aficionados

Demasiado fuerte para empezar
El Depor fue superior al Arosa en un partido en el que los niños pidieron autógrafos a sus ídolos  | G. Salgado
El Depor fue superior al Arosa en un partido en el que los niños pidieron autógrafos a sus ídolos | G. Salgado

Un Primera División contra un equipo de Tercera que apenas se había reunido para realizar un entrenamiento. Esta puede ser la explicación a la abultada goleada que el Depor le endosó ayer al Arosa (0-7) en el campo de A Lomba ante un millar de aficionados entre los que se dejó notar la peña deportivista Perla de Arousa, que no dejó de animar y de dar colorido a la grada.
Ambos equipos disputaron un partido clásico de pretemporada que pasa por dar minutos a todos los jugadores y probar diferentes sistemas de juego para aplicar posteriormente en la competición. De este modo, tanto el Depor como el Arosa utilizaron un equipo distinto en cada una de las partes.
En la primera el Arosa logró tener el balón, aunque no la profundidad necesaria como hacer daño al marco contrario. Sergio Santos se convirtió en catalizador del juego en la fase de creación, con la ayuda de Nacho, que no fueron capaces de conectar con el centro del campo y mucho menos con los delanteros, principalmente por la superioridad física de los rivales, que se imponían en todos y cada uno de los duelos.
Aún así, el Arosa demostró que es un equipo con personalidad y sin apenas preparación física se mantuvo fiel a la idea del entrenador, una apuesta que le costó los dos primeros goles del rival en la primera parte.
La segunda mitad fue una historia totalmente diferente. El Arosa ya no pudo competir y la diferencia de categoría entre uno y otro equipo se hizo más patente. De hecho, la goleada pudo haber sido mayor, ya que daba la sensación de que el Depor marcaría en cualquier ocasión que tuviese, sobre todo a balón parado, donde se mostró muy fuerte.
En el Arosa debutaron las nuevas incorporaciones y el único futbolista que no se pudo vestir de corto por unas molestias fue Sibidé. El lunes retoman los entrenamientos a la espera del próximo partido de pretemporada, en esta ocasión contra el Alcorcón. l