0 CÉLTIGA-2 DEPORTIVO B

El Fabril agrava el mal momento isleño

El Fabril zanjó su mala dinámica de resultados a domicilio al ganar ayer en A Illa a un Céltiga que atraviesa por su peor momento de la temporada. Quinta derrota en los seis últimos encuentros para los locales.

El Fabril agrava el mal momento isleño
David Castro y Corredera pugnan en una acción del partido         g. salgado
David Castro y Corredera pugnan en una acción del partido g. salgado



El Fabril zanjó su mala dinámica de resultados a domicilio al ganar ayer en A Illa a un Céltiga que atraviesa por su peor momento de la temporada. Quinta derrota en los seis últimos encuentros para los locales, que derrocharon voluntad, pero les faltó fútbol para poner en aprietos a un filial que fue mejor en la primera media hora y jugó un partido serio tras el descanso, ya sin demasiados alardes con la pelota.
Cristóbal Parralo, técnico del Fabril, optó por situar a Corredera en banda derecha y a Galán en la izquierda ante la ausencia del goleador Óscar “Pinchi”, cuyas declaraciones en el DXT Campeón esta semana le costaron quedarse sin jugar, aunque el entrenador eludió ayer el tema al final del partido. Manu Molina fue titular en la media punta. El Fabril empezó bien. Jugando en campo contrario y salvando con precisión la fuerte presión que plantearon los locales en mediocampo. Queijeiro y Edu Expósito tuvieron mucho que ver en los buenos minutos visitantes. El Céltiga, con Diego, su brújula, en el banquillo, no podía estirarse y utilizó como recurso los balones largos sobre Machu.
El dominio coruñés no se traducía en ocasiones claras. Corredera lo intentó con dos remates que no cogieron puerta. La mejor la tuvo Queijeiro, en un error en la salida de balón del Céltiga, pero remató de manera inocente. Superada la media hora, en otra anticipación en la medular cuando los locales trataban de iniciar llegó el 0-1. Robó Expósito, que tiró una pared con Manu Molina, perfecta, y definió cruzado a la carrera batiendo a Marcos Bermúdez. El 0-1 despertó al fin a los locales, que habían tenido una ocasión muy clara a balón parado solo tres minutos antes del gol. El Céltiga pasó a dominar más y su rival a contragolpear. En un envío al espacio, Jardel le ganó el pulso al central Marcos Rodríguez, pero en el mano a mano ante el portero quiso ser demasiado generoso y perdonó el 0-2. Antes del descanso, dos acciones polémicas en el área visitante. Primero pidió penalti Nelo ante la entrada de un defensa. Luego fue Machu el que cayó y se llevó la amarilla por simular, según el colegiado.
En la segunda parte hubo poco fútbol. El Céltiga agitó el partido, pero sin claridad en campo contrario para desajustar al filial. Por empuje, aunque hacía sufrir en los algunos duelos individuales al Fabril, el equipo isleño no generaba nada. Además, en mitad del tedio, llegó el 0-2. Una acción entre Paco y Galán en el área. El lateral llegó antes al balón, pero se desentendió de la acción pidiendo falta (lo que nunca debería hacer un defensa). El árbitro dejó seguir. Galán centró al segundo palo y Jardel encontró el premio a su esfuerzo en forma de gol. Fue la sentencia, pese a que faltaban 25 minutos, ya que los locales no tuvieron recursos para poner en apuros a los coruñeses, salvo una vaselina de Machu que pegó en el larguero. Segunda victoria seguida del Fabril, que se mantiene al acecho de la cuarta plaza.