0 CÉLTIGA-2 BOIRO

Mucho Boiro para el Céltiga

El Céltiga, que se quedó en inferioridad numérica por la expulsión de Uru antes del descanso, no tuvo gran opción ante un Boiro que se había adelantado previamente (0-2) y que se dedicó a controlar el juego en todo el segundo acto.

Mucho Boiro para el Céltiga
Santi Taboada celebra el primer gol del Boiro ayer en el Salvador Otero  | gonzalo salgado
Santi Taboada celebra el primer gol del Boiro ayer en el Salvador Otero | gonzalo salgado

El Céltiga, que se quedó en inferioridad numérica por la expulsión de Uru antes del descanso, no tuvo gran opción ante un Boiro que se había adelantado previamente (0-2) y que se dedicó a controlar el juego en todo el segundo acto.
El equipo de José Luis Lemos, que cumplió su segundo partido de sanción en la grada del Salvador Otero, optó por la posesión de balón para tratar de llevar la iniciativa en el juego. El Céltiga, por su parte, tenía como plan el repliegue con los once jugadores en campo propio y el robo en pases interiores para la salida a la contra. Le salió en muy pocas ocasiones en el primer acto; las vigilancias ofensivas del conjunto de O Barbanza fueron buenas.
El primer gol de la tarde en A Illa de Arousa no llegó hasta superado el ecuador de la primera mitad. Un córner botado desde la banda izquierda terminó con varios rechaces, un tiro desde el costado derecho de Herbert y un afortunado desvío de Santi Taboada, que se encontraba en el área pequeña. El cuero terminó en el fondo de las mallas de la puerta de Manu Táboas.
Sin darle tiempo a asimilar el gol en contra al Céltiga, el Boiro continuó apretado y el 0-2 no tardó en llegar. De nuevo partió de una jugada a balón parado. Hugo Sanmartín sacó desde la esquina izquierda con la derecha y Remeseiro remató a la red en el primer palo. Entre el 1-0 y el 2-0, Jorge Fajardo tuvo una gran opción para el Boiro, pero el cancerbero local Manu Táboas realizó la mejor parada de la tarde desviando el cuero a córner.
La última acción clave del primer tiempo se produjo en el minuto 41, cuando Uru perdió el control realizando una brutal entrada sobre el lateral visitante Javi Otero. El árbitro no lo dudó y le enseñó la cartulina roja directa.
En inferioridad y con 0-2 en contra, al Céltiga le esperaba una papeleta más que complicada en la segunda mitad. Lejos de tratar de buscar recortar distancias y meterse en el partido, Manolo Núñez decidió replegar más aún a su equipo con dos líneas de cuatro muy juntas y Stefan, que corrió muchísimo, como jugador más avanzado. Del Céltiga destacó, sobre todo, la velocidad de Nico y de Eloy Fariña, y que Jacobo Tato no tuvo su tarde.

Ocasiones del Boiro
El Boiro pudo aumentar la ventaja en innumerables ocasiones, pero la falta de acierto de sus hombres de ataque le privó de llevarse una victoria más abultada.Probablemente, la opción más clara del equipo de Lemos en la segunda mitad fue del punta Diego Abad, que trabajó a destajo pero no tuvo acierto de cara a gol. Totalmente solo (min.65) en el área pequeña se durmió y dio tiempo a los defensas locales a molestarle prácticamente bajo palos. Cano (min.70), de volea en el segundo palo, también perdonó. Y poco después el propio Cano en una acción similar a la de Abad en el área pequeña. Hasta Remeseiro pudo hacer doblete, pero su remate de cabeza, totalmente solo en el segundo palo, salió por encima del marco.