• Martes, 21 de Noviembre de 2017

“Ni vamos a salvarnos ni a descender este domingo”

“Ni vamos a salvarnos ni vamos a descender este domingo”, así explica Edu Charlín la forma en la que encara el Céltiga el derbi de mañana en A Illa (18 horas) ante el Ribadumia.

“Ni vamos a salvarnos ni a descender este domingo”
Adrián Camiño, por sanción, es baja en los aurinegros, que ganaron 1-0 en la primera vuelta  | da
Adrián Camiño, por sanción, es baja en los aurinegros, que ganaron 1-0 en la primera vuelta | da

“Ni vamos a salvarnos ni vamos a descender este domingo”, así explica Edu Charlín la forma en la que encara el Céltiga el derbi de mañana en A Illa (18 horas) ante el Ribadumia. Los aurinegros con 41 puntos son decimosextos, por lo que ahora mismo descenderían arrastrados por el Somozas. Los locales tienen 42, solo uno más que el Alondras, el tercero en discordia en esta pelea por evitar la cascada. Céltiga y Ribadumia escapan del dramatismo del derbi y explican que luego todavía quedará mucha tela que cortar. “¿Por qué no vamos a salvarnos ambos equipos?” Se pregunta Charlín. “Podemos ganar los tres últimos encuentros ambos, además hay rivales como el Choco con calendarios más difíciles en mi opinión”.
En Ribadumia afrontan la cita responsabilizados. “Es un derbi en una situación apurada para los dos equipos, de ganar a nivel anímico das un paso grande pero no tienes nada hecho, y de perder hay que tratar de quedar lo menos tocado posible, pero no estaría nada decisivo”, razona David Sierra.
Luis Alberto, que sigue arrastrando una pubalgia, es la única baja en los locales. En los visitantes no estarán Agus, lesionado en un gemelo, ni Adrián Camiño, que cumple sanción por cinco amarillas. “Camiño es el jugador más determinante del equipo”, dice Charlín, “pero el Ribadumia tiene buenos futbolistas en ataque”. 
El entrenador local cree fundamental “no estar atenazados y ser mejores en las áreas”. Además considera básico mantener a Changui alejado de la portería, “cuanto más lejos, mejor”. De los cuatro partidos que restan, el Céltiga jugará tres en casa. La salvación pasa por el Salvador Otero y Charlín envía un mensaje a la afición. “En los últimos años bajó mucho, no es lo que era antes, deberían estar un poquito más en los momentos difíciles de los partidos, entiendo que critiquen pero que no falten al respeto, es clave que nos den aliento”. En lo que va de segunda vuelta, solo el Bergantiños fue capaz de ganar en A Illa.
 “Me imagino a un Céltiga defensivamente poderoso, agresivo, intenso, capaz de jugar directo sobre Machu, y a partir del segundo balón tratar de hacer daño”, explica David Sierra. “Creo que va a ser un derbi de intensidad alta, con ambos equipos tratando de cometer pocos errores”. El Ribadumia está por debajo en la tabla y juega a domicilio, pero Sierra confía en que al final de liga se salven los dos conjuntos. “Jugué en el Céltiga, le tengo cariño, y además conozco a Edu, todavía quedarán puntos en juego para que podamos seguir los dos en Tercera”. l