EL CAMBADOS CEV 2017 SE SITÚA LÍDER AL GANAR EN UN FINAL AJUSTADO A GANDÍA PESE A LA AUSENCIA DE CHARLES

La octava con un Matt Don excelso

El Cambados Cidade Europea do Viño 2017 logró su octava victoria consecutiva al imponerse en un final ajustado ayer en Gandía por 91-94.

La octava con un Matt Don excelso
El Xuven de Manu Santos esta haciendo una temporada magnífica   G. S.
El Xuven de Manu Santos esta haciendo una temporada magnífica G. S.

G. Sánchez 
Vilagarcía

El Cambados Cidade Europea do Viño 2017 logró su octava victoria consecutiva al imponerse en un final ajustado ayer en Gandía por 91-94. Un resultado que le encarama de nuevo a lo más alto de la clasificación a la espera de lo que haga Sammic ISB  mañana. El triunfo tiene más mérito si cabe porque los amarillos jugaron sin su MPV, Charles Nkaloulou, que viajó a su país tras el fallecimiento de uno de sus hermanos hace unos días. Sin Charles, emergió Matt Don para firmar un partido excelso. Anotó 35 puntos en una auténtica exhibición en el tiro, con  6/7 en tiros de dos y 7/9 en triples, además también fue el máximo reboteador del partido con 12 capturas. El británico, memorable, hizo de Charles y de si mismo a la vez para valorar 45. 
La victoria también sabe mejor porque fue la de un equipo campeón, que en una mala tarde en defensa con muchos despistes sobre todo en el segundo cuarto, se agarró al partido y salió airoso de otro final de cara o cruz. Un triplazo de Chapela unido a la fiabilidad en los tiros libres de Bratt Osborne en los últimos minutos decantaron el duelo hacia el conjunto en dinámica positiva. 
De inicio el Xuven no pareció echar en falta a Charles porque l Matt cogió los galones en ataque y estuvo espectacular en el primer cuarto, anotó 16 puntos con 4/4 en triples. El equipo cambadés despegó en el marcador, llegó a mandar por 11, pero con dos triples seguidos del base Martínez y bastante fluidez y acierto para anotar hicieron que los locales redujeran la brecha. 
Aunque al inicio del segundo cuarto el Xuven pareció empezar mejor en defensa y logró un parcial de salida de 0-4, los gandienses comenzaron un auténtico recital ofensivo sobre todo a base de triples para remontar y ponerse en ventaja. Con Duch intratable, llegaron al descanso con 8/12 en tiros desde 6.75 y con un 54,2 % de acierto en tiros de dos. A pesar del acierto local, la defensa visitante era inexistente. Gandía movía el balón con inteligencia y lo metía todo, por lo que  cada vez crecía más su confianza, mientras el Xuven buscaba balones interiores en ataque a Matt y Shota para capear un auténtico chaparrón. El Xuven encajó 29 puntos en el segundo cuarto y se fue al descanso 7 abajo (53-46). Las sensaciones no eran alentadoras debido a los boquetes atrás.
El tercer cuarto empezó bien, con un triple de Juan Rubio. Los locales empezaron a cometer errores en ataque. Pero volvió el  desorden en defensa del Xuven y  Gandía volvió a abrir hueco, 64-53. En el peor momento, Adrián Chapela encadenó dos buenas acciones, con una canasta y una asistencia para el triple de un Matt que volvía a la carga. Fue el inicio de la reacción amarilla. Ni el tiempo muerto del banquillo local frenó el parcial, fue de 0-10 con otro triple de un Matt desatado. El Xuven recuperó el mando y cerró el cuarto en ventaja (72-75).
El último estuvo marcado por la máxima igualdad. Tras el intercambio de canastas los locales se pusieron tres arriba mediado el parcial (85-82). Una canasta de Brat Osborne coincidiendo con el regreso a pista de Matt Don apretó los últimos cuatro minutos. Gandía se tensionó. Llegó un canastón de Erik, un rebote importante de Matt y una falta cometida sobre Shora jugando al poste. El Xuven se puso dos arriba (85-87) y Gandía no era capaz de anotar con la fluidez del segundo cuarto a medida que el reloj avanzaba. Fue entonces cuando llegó el triple de Chapela para el 85-90  a falta de 1:39, completando 0-8 que cayó como una losa en los locales. El Xuven manejó bien su ventaja, pudo sentenciar gracias a un providencial robo de Érik, pero tuvo que esperar al final con Brat infalible desde el tiro libre. El sueño amarillo continúa.