1 AROSA-5 PONFERRADINA

La Ponferradina resuelve por la vía rápida en A Lomba


La Ponferradina goleó al Arosa ayer en A Lomba en la ida de los 1/16 de final de la Copa Federación, dejando resuelta la eliminatoria en una primera parte en la que los locales fueron un sparring.

La Ponferradina resuelve por la vía rápida en A Lomba
Carlos Torrado y Carlos Besada tratan de impedir el avance de un jugador de la Ponferradina durante la primera parte           gonzalo salgado
Carlos Torrado y Carlos Besada tratan de impedir el avance de un jugador de la Ponferradina durante la primera parte gonzalo salgado


La Ponferradina goleó al Arosa ayer en A Lomba en la ida de los 1/16 de final de la Copa Federación, dejando resuelta la eliminatoria en una primera parte en la que los locales fueron un sparring. Demasiadas concesiones defensivas en el conjunto vilagarciano, plagado de menos habituales y juveniles, ante un rival que hizo la cura de goles que necesitaba tras un mes con problemas de cara a puerta en Segunda B. Fueron cuatro los que marcaron los bercianos en un primer tiempo en el que fueron mejores, aunque el Arosa falló un penalti. Tras el descanso, el partido se igualó, el Arosa mejoró e incluso hizo un gol por mediación de Aitor Díaz.
La eliminatoria ya empezó con mal pie para los locales cuando a los cincuenta segundos encajaron el 0-1. En una conducción de Juanto por la zona central en la que no encontró oposición. Demasiado fácil se plantó ante Pazos, al que batió por bajo. Jorge Otero introdujo a tres juveniles en el once. Con una defensa inédita. Carlos Torrado jugó de lateral derecho y Marcos actuó en la izquierda. Rivas y Carlos Besada ocuparon el centro de la zaga y el juvenil Nacho acompañó a Óscar en el doble pivote. El Arosa fue muy endeble en la zona central, perdiendo balones en la salida que el conjunto de Segunda B castigó con goles. En el minuto 19 llegó el 0-2. Juanto, por el centro, a pase de Caiado, se quedó en el mano a mano ante Pazos y volvió a batirle con comodidad. El Arosa no estuvo bien en la faceta defensiva, pero con el balón logró hacer alguna cosa meritoria en ataque. Julio Rey alumbró al equipo. Aunque Otero lo situó en la banda izquierda, su peso en el juego de ataque fue absoluto.
De sus botas nació la acción que acabó en el penalti cometido por Nacho sobre Cabanyes. Fue en el minuto 21. El madrileño sigue peleado con el gol. Lo lanzó a la derecha del portero y Javi Olmedo despejó el balón. El Arosa dejó escapar su mejor ocasión. Poco después, el juvenil Acuña se internó por la derecha y cayó ante la salida del propio Olmedo, pero esta vez el santiagués Martínez Barral “se comió” el silbato. Hubiera sido el segundo penalti en solo dos minutos.
La Ponferradina siguió encontrando facilidades para plantarse en el área de Pazos con mucha claridad. El meta cambadés evitó el tercero al rechazar con el pie un remate de Caidado. En el minuto 27 no pudo hacer nada ante Juanto, que recibió en área pequeña un pase de Abel Moreno y rebosante de confianza, amagó para sentar a Pazos y empujar a puerta vacía.
A diez minutos del descanso prosiguió el calvario del Arosa ante la resignación del medio millar de aficionados. El equipo berciano logró el cuarto. Otra vez rematando con comodidad en área pequeña. Esta vez fue Caiado a pase de Andy.
Aitor Díaz, que sustituyó en el descanso a Rivas, marcó el gol del Arosa al inicio de la segunda parte. En un córner lanzado por Julio Rey. El central cabeceó en el punto de penalti entrando en carrera. En la segunda mitad, el partido estuvo más igualado. El Arosa no concedió tantas facilidades, ganó en agresividad y atención.
Las ocasiones visitantes fueron más esporádicas, aunque claras. El Arosa no solo niveló el juego, si no que tuvo más la iniciativa durante varias fases. También ocasiones producto de este dominio. Marcos, el mejor de los locales junto a Pazos, jugando a pierna cambiada en el lateral izquierdo, obligó a intervenir a Javi Olmedo en un disparo ajustado al poste. Luego fue Manu Justo, que reapareció tras tres meses de lesión, el que rozó el gol con un disparo cruzado. Pazos volvió a salvar al Arosa en un remate de Rayco a falta de un cuarto de hora, pero ya no pudo hacer nada en el 87 cuando Héctor remató solo desde la frontal del área con el central local Carlos Besada renqueante.
El partido de vuelta se jugará el día 14 de diciembre en el Toralín. Con todo decidido, Otero anunció que volverá a apostar por los juveniles y menos habituales. Ellos fueron los que consiguieron llegar hasta esta fase nacional.

susto en la grada
Un niño se cayó jugando en la grada durante el partido y sufrió una factura en una pierna. El médico de la Ponferradina, natural de Carril, lo examinó antes de acudir al Hospital de O Salnés.