Triunfo de infarto en A Lomba

Importantísima victoria la conseguida ayer por el Arosa que lo engancha de lleno a la lucha por el play off, situándose a 4 puntos. Un gol de Sergio Santos ya prácticamente en la última jugada culminó una remontada que se tuvo que realizar debido a que el Silva se adelantó a la hora de partido por mediación de Movilla.

Triunfo de infarto en A Lomba
El final del encuentro de ayer hizo vibrar a A Lomba m. rolán
El final del encuentro de ayer hizo vibrar a A Lomba m. rolán

Importantísima victoria la conseguida ayer por el Arosa que lo engancha de lleno a la lucha por el play off, situándose a 4 puntos. Un gol de Sergio Santos ya prácticamente en la última jugada culminó una remontada que se tuvo que realizar debido a que el Silva se adelantó a la hora de partido por mediación de Movilla. 0-1 y partido bastante complicado, pues los coruñeses, que dejaron una gran imagen en A Lomba, fueron capaces de ofrecer una defensa muy sólida. El equipo de Jorge Otero consiguió el empate por medio de Vitra en una falta lateral y completó la remontada cuando todo el mundo en A Lomba daba por hecho el enésimo empate; la calidad y el desborde de Manu Justo desequilibraron la defensa visitante, sirviendo este el balón a un Sergio Santos en boca de gol.
Los primeros 45 minutos no dejaron un dominador claro ni ocasiones por ninguno de los dos bandos. Jorge Otero cambió el dibujo respecto al de otras jornadas, apostando por un 4-1-4-1, pero al Arosa le costó muchísimo crear peligro. La segunda parte empezaría con la misma tónica, pero las cosas se le complicarían muchísimo al Arosa cuando Lazcano se sacó un gran centro desde la banda izquierda, el cual remató Movilla al ganarle el salto a Vitra. Fue el 0-1. No tardó Jorge Otero en mover ficha, dando entrada a Óscar por Yerai y pasando a un 4-4-2. La insistencia del Arosa tuvo premio. Una falta lateral sacada por Anxo, tras varios rechaces, acabó con el balón en el punto de penalti, donde fue rematado por Vitra de volea, poniendo el 1-1. El empate espoleó tanto a los locales como a la grada, aunque el Silva no se descompuso. Empezó el Arosa a generar ocasiones, como un buen centro del activo Anxo, que por dos veces rechazó la defensa los remates de Sergio y Manu Justo. El subidón llegó justo al final, en el descuento, cuando en otra acción por banda izquierda el balón le llegó a Manu Justo, quien hizo gala de su desborde para irse de su marca y servir así a Sergio Santos el balón en el área pequeña y este rematase casi a placer, estableciendo el 2-1 que ponía A Lomba en un estado de júbilo como no se había conocido todavía en esta temporada. l