• Sábado, 21 de Octubre de 2017

89 REAL MURCIA- 76 XUVEN DE CAMBADOS

Un inicio con el pie cambiado

El Xuven debutó con derrota en liga al caer ayer en Murcia por 89-76 en un partido condicionado por un pésimo arranque y en el que los cambadeses no pudieron frenar en defensa a un recién ascendido liderado por el pívot norteamericano Matagrano (27 puntos y 8 rebotes). Al Xuven le faltó consistencia en la pintura y en el rebote defensivo.

Un inicio con el pie cambiado
El Xuven inició la temporada liguera con un derrota en Murcia  | g. salgado
El Xuven inició la temporada liguera con un derrota en Murcia | g. salgado

El Xuven debutó con derrota en liga al caer ayer en Murcia por 89-76 en un partido condicionado por un pésimo arranque y en el que los cambadeses no pudieron frenar en defensa a un recién ascendido liderado por el pívot norteamericano Matagrano (27 puntos y 8 rebotes). Al Xuven le faltó consistencia en la pintura y en el rebote defensivo. Con Morena todavía en Costa de Marfil, Alberto Rodríguez, que también tiene ficha de jugador y esta semana se entrenó para ayudar al equipo, se vistió de corto y estuvo en el banquillo por si Chiqui Barros se viese obligado a utilizarlo en caso de máxima urgencia. No fue necesario.


El Xuven empezó con el pie cambiado, errático en ataque, perdiendo balones y fallando tiros, y sin poder frenar en defensa a Franceschi y Matagrano. Tras el 10-2 de inicio Chiqui Barros paró el partido antes de los tres minutos de juego, pero nada cambió. El parcial fue demoledor. Murcia se puso 15 arriba tras un 2+1 de Matagrano (17-2). Con la entrada de Villarejo y sobre todo de Samu Barros, el mejor del Xuven con diferencia (25 puntos y 4 asistencias), los arousanos despertaron en ataque. El exterior ferrolano anotó 9 puntos en este primer cuarto, pero en defensa el Xuven siguió haciendo aguas. Por eso se fue 12 abajo tras los primeros diez minutos (26-14).


Al inicio del segundo cuarto la diferencia llegó hasta los 17, las canastas fáciles de los murcianos se repetían (34-17). Matagrano campaba a sus anchas en la pintura con los interiores de los cambadeses desbordados. La diferencia aumentó (40-21).


En los últimos cinco minutos Saunders, que se había ido al banquillo muy pronto por faltas, entró en acción. Metió sus primeros puntos y se animó, pero al Xuven le siguió faltando solvencia atrás. Chiqui Barros echó una buena arenga a los suyos repitiendo una y otra vez la palabra “defense” en otro tiempo muerto. Al descanso se llegó con 50-35 tras otra canasta del joven Barros, el más combativo de los visitantes en la primera parte.


El segundo cuarto empezó mal para los cambadeses. Matagrano anotó tras rebote de ataque y tras otra pérdida concedieron una canasta fácil (54-35). En ataque Saunders comenzó a producir y un 2+1 de Poyatos puso a 14 al Xuven (57-43). Aunque los visitantes eran incapaces de encadenar varias buenas defensas, Will tenía la muñeca calentita y el Xuven se pudo a 11 (59-48) forzando el tiempo muerto de los murcianos. Samu Barros se unió al británico en la tentativa de remontada, pese a que los arousanos seguían sin cerrar el rebote. El Xuven llegó a ponerse a 8 y desperdició varios ataques para rebajar más la renta. Además todas las decisiones arbitrales rigurosas cayeron del bando local (23 a 10 fue la diferencia en tiros libres). En los tres últimos minutos del cuarto Real Murcia volvió a irse, con el pívot norteamericano Matagrano como verdugo. La renta se disparó hasta los 16 (72-56).


En el último el Xuven mantuvo sus problemas para cerrar el rebote y los murcianos manejaron siempre una renta cómoda en torno alos 15 puntos. Al final 89-76 en un amargo debut de los arousanos, siempre remando en contra.