• Martes, 24 de Octubre de 2017

El FMI mantiene la previsión de crecimiento de España en el 3,1%

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo ayer las previsiones de crecimiento de España en el 3,1% para este año y elevó en una décima, al 2,5%, las de 2018 respecto a sus cálculos de julio, en un contexto de notable mejoría económica en la zona euro.

El FMI mantiene la previsión de crecimiento de España en el 3,1%
La directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde | efe
La directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde | efe

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo ayer las previsiones de crecimiento de España en el 3,1% para este año y elevó en una décima, al 2,5%, las de 2018 respecto a sus cálculos de julio, en un contexto de notable mejoría económica en la zona euro.

El FMI prevé así que el crecimiento se “mantenga estable” este año en España y se “modere” el próximo, mientras que el índice de desempleo continuará su paulatino descenso hasta el 17,1 por ciento al final de este año y el 15,6 por ciento en 2018.

Las cifras son similares a las últimas previsiones del Gobierno español, que calcula un crecimiento del 3 por ciento en 2017 y del 2,6% para 2018. De este modo, España sigue al frente de la expansión entre las grandes economías de la zona euro, que crecerá en su conjunto un 2,1% en 2017 y un 1,9 por ciento en 2018, dos décimas mejor que lo que figuraba en los pronósticos de julio.

Alemania, Francia e Italia

El Fondo también eleva sus proyecciones para Alemania, hasta un 2% en 2017 y un 1,8% el próximo año, dos décimas más en los dos casos respecto a julio; las de Francia, al 1,6% y 1,8%, respectivamente, en ambos años una décima más que hace tres meses; y las de Italia al 1,5 por ciento en 2017 y 0,7 por ciento en 2018, dos y una décima por encima de lo proyectado hace tres meses.

“El auge en el crecimiento en 2017 refleja en gran parte la aceleración de las exportaciones en un contexto de repunte general del comercio global y la continuada fortaleza en la demanda interna, apoyada por unas condiciones financieras de estímulo y una reducción del riesgo y la incertidumbre política”, señala el informe “Perspectivas Económicas Globales”, presentado ayer por el FMI, que señala también que el crecimiento de la economía de la zona del euro será del 1,5 por ciento en el año 2022.

Sobre las perspectivas de desempleo, el Fondo fijó el paro en el 9,2 por ciento en 2017 y el 8,7 por ciento en 2018, frente al 10 por ciento que se tuvo en 2016.

Los precios al consumo también mantienen la misma tendencia a la baja en el medio plazo, al pasar de una inflación del 1,5% en 2017 al 1,4% el siguiente año.

Y sobre la balanza de cuenta corriente, las proyecciones del FMI señalan que será del 3,1% del PIB en 2017 y del 3% en 2018.

El FMI dijo que “se espera que la recuperación en la zona del euro gane fortaleza este año”, con una previsión de crecimiento para 2017 y 2018, “cuatro décimas de punto y tres décimas de punto, respectivamente, superiores a las previsiones de abril”.

A medio plazo, las perspectivas para la zona euro “siguen contenidas porque el crecimiento potencial proyectado está limitado por la débil productividad, demografía adversa y, en algunos países, problemas de sobreendeudamiento público y privado”.