García de Paredes reitera que quiere devolver parte del dinero que recibió al dejar NCG

El exdirector general adjunto de Novacaixagalicia (NCG) Javier García de Paredes reiteró su voluntad de renunciar a parte de las cantidades que percibió a su salida de la entidad, en el juicio que comenzó ayer

García de Paredes reitera que quiere devolver parte del dinero que recibió al dejar NCG
Javier García de Paredes 	archivo ec
Javier García de Paredes archivo ec

El exdirector general adjunto de Novacaixagalicia (NCG) Javier García de Paredes reiteró su voluntad de renunciar a parte de las cantidades que percibió a su salida de la entidad, en el juicio que comenzó ayer en el Juzgado de lo Social número 3 de A Coruña tras la demanda interpuesta por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).


En concreto, se cuestiona si su contrato de alta dirección y las cantidades que percibió a su salida de la entidad son o no legales. Para asegurarse, en caso de que proceda, el cobro de las cuantías que le abonó entonces Novacaixagalicia, el FROB solicitó en su día la aplicación de medidas cautelares.


Fuentes consultadas subrayaron la disposición de García de Paredes a devolver “algo más de cuatro millones de euros”, por conceptos como la indemnización abonada en su día, una cuantía que, según precisaron, sería la mitad de lo que habría percibido.


Así lo trasladó el abogado del demandado en una vista en la que también intervinieron varios peritos, tanto de la parte demandada como de la demandante, para analizar cuestiones como los contratos de prejubilación.


Sobre el contenido de los mismos, la defensa sostiene que García de Paredes no intervino en la confección del contrato de alta dirección que tenía y que él tampoco redactó su carta de salida de la entidad ni la liquidación que firmó en su momento.


El juicio está previsto que prosiga hoy con la declaración como testigos de los que fueron el presidente y vicepresidente de Novacaixagalicia, Mauro Varela y Salvador Fernández Moreda, y los que fueran presidente y consejero delegado de Novagalicia Banco, José María Castellano y César González Bueno, respectivamente. La vista se celebra después de que García de Paredes lo absolviese la sección tercera de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional tras retirar la Fiscalía su acusación en la fase de informes del juicio, celebrado en julio de 2015, cuando se ofreció a reintegrar las cantidades cobradas en su caso.


En 2011, el equipo de NCG que negociaba con exejecutivos de la caja de ahorros para intentar solucionar la polémica desatada por las cantidades con las que se fueron antiguos directivos anunció que había llegado a un acuerdo con García de Paredes para que renunciase “a la mayor parte” de su indemnización.