• Domingo, 24 de Septiembre de 2017

El Gobierno asegura que no inyectará dinero público en Banco Popular

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, afirmó ayer que el Gobierno “no tiene ninguna previsión de inyectar recursos públicos” en Banco Popular, y destacó que desde el Banco de España le comunican “continuamente” que la entidad supera los niveles regulatorios mínimos.

El Gobierno asegura que no inyectará dinero público en Banco Popular
El Gobierno recuerda que Popular salió “muy bien” de las pruebas de estrés del BCE | Sergio Pérez (reuters)
El Gobierno recuerda que Popular salió “muy bien” de las pruebas de estrés del BCE | Sergio Pérez (reuters)

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, afirmó ayer que el Gobierno “no tiene ninguna previsión de inyectar recursos públicos” en Banco Popular, y destacó que desde el Banco de España le comunican “continuamente” que la entidad supera los niveles regulatorios mínimos.

De Guindos aseguró que “independientemente de lo que es la regulación comunitaria, por supuesto que el Gobierno no tiene ninguna previsión de inyectar recursos públicos”.

El ministro indicó que Popular tiene una parte de negocio tradicional que es “muy buena”, presenta una exposición inmobiliaria superior a la media del sector, cuenta con un nuevo equipo de gestión y accionistas privados.

Esfuerzo

“No suelo hablar de entidades concretas nunca porque no me corresponde”, apuntó De Guindos, quien recordó que los datos del Banco Central Europeo (BCE) ponen de manifiesto que España ha hecho un esfuerzo “importantísimo” en saneamiento del sistema financiero. Asimismo, explicó que ni el Gobierno ni el Ministerio de Economía tienen inspectores, sino que Banco Popular está supervisado por el BCE, que es el supervisor único, y cuando le pregunta al Banco de España –el “hilo de conexión” del BCE con las entidades financieras españolas– le dicen “continuamente” que el nivel de capital de Popular está “por encima de los niveles regulatorios mínimos.

De igual forma, recordó que el BCE realizó la evaluación de calidad de los activos (AQR) y los test de estrés, de los que la banca española salió “muy bien, incluso Popular”. En este sentido, recalcó que se realizaron pruebas de resistencia bajo escenarios “terroríficos” para ver cuánto podían aguantar las entidades con un nivel de capital por encima de los mínimos y “la verdad es que Popular pasó el examen”.

Banco Popular recibió el martes una muestra de interés de las entidades potencialmente interesadas en su adquisición. De Guindos desveló que Bankia analizaba la situación de Popular para decidir si finalmente mostraba su interés por adquirir la entidad. Paralelamente estudia una posible ampliación de capital con el fin de reforzar sus fondos propios y cumplir con mayor holgura con las exigencias de capital.