• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

El Gobierno elevará la previsión de crecimiento para este año al 2,7%

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció ayer que el Consejo de Ministros aprobará la próxima semana las nuevas proyecciones económicas y elevará al 2,7 por ciento la previsión de crecimiento del PIB para este año

El Gobierno elevará la previsión de crecimiento para este año al 2,7%
El presidente de la patronal, Juan Rosell, interviene en la Asamblea General de la CEOE | javier lizón (efe)
El presidente de la patronal, Juan Rosell, interviene en la Asamblea General de la CEOE | javier lizón (efe)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció ayer que el Consejo de Ministros aprobará la próxima semana las nuevas proyecciones económicas y elevará al 2,7 por ciento la previsión de crecimiento del PIB para este año, estimación que considera “realista y prudente”.

Rajoy, que clausuró la Asamblea General de la CEOE, destacó que los datos conocidos recientemente, más el conjunto de previsiones nacionales e internacionales, aconsejan al Gobierno elevar desde el 2,5% al 2,7% la previsión de crecimiento para 2017.

El Fondo Monetario Internacional considera que España crecerá en 2017 un 2,6%, y el BBVA elevó su previsión al 3 por ciento, mientras que el Banco de España prevé un crecimiento del 2,8%.

Por debajo de los pronósticos

Aunque reconoció que la nueva estimación todavía se encuentra “por debajo” de la mayoría de los pronósticos, aseguró que el Gobierno la considera “realista y prudente”. Además, afirmó que si se hacen las cosas “bien”, en 2018 y 2019 el crecimiento también será “muy positivo” y se podrán crear medio millón de empleos anuales, hasta alcanzar la cifra de 20 millones de ocupados.

Rajoy también insistió en la importancia del plan de reducción del déficit público, ya que cree que “generar y transmitir confianza para poder obtener financiación y atraer inversiones no es fácil”. “Toca cumplir el objetivo del 3,1% pactado con Europa y situarnos en 2018 por debajo del 3%, ya que nos jugamos la confianza del país”, apuntó. Así, recordó que alcanzar un déficit público del 4,3% en 2016 “no fue fácil” y que para ello se tuvieron que hacer reducciones de gasto público “muy relevantes”. En esta línea, apuntó que a pesar de que se tuvo que acometer un “amplísimo” paquete de reformas estructurales, “aún hay que hacer más”.

Para Rajoy, “no hay vuelta atrás” en las reformas acometidas, ni en la reforma laboral, ni en la reestructuración del sistema financiero o la del sector energético, ya que “han funcionado”, supondría un “retroceso” y se acabaría “desandando en el camino de la recuperación”.

“No hay que caer en la autocomplacencia, no todo está hecho y hay que seguir con las políticas reformistas y ganando competitividad en todos lo sectores”, recalcó el presidente del Gobierno. l