• Martes, 26 de Septiembre de 2017

El Gobierno garantiza que Popular no tiene problemas de solvencia

El ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó ayer que Banco Popular no tiene problemas ni de liquidez ni de solvencia, y señaló que la entidad “será lo que sus accionistas quieran que sea”.

El Gobierno garantiza que Popular no tiene problemas de solvencia
El Ejecutivo recordó que Popular es una de las entidades con más presencia en el segmento de las pymes | archivo ec
El Ejecutivo recordó que Popular es una de las entidades con más presencia en el segmento de las pymes | archivo ec

El ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó ayer que Banco Popular no tiene problemas ni de liquidez ni de solvencia, y señaló que la entidad “será lo que sus accionistas quieran que sea”.

Tras su participación en el XXIV Encuentro del Sector Financiero, el titular de Economía destacó que cuando pregunta al supervisor por la entidad que preside Emilio Saracho la respuesta que recibe es que es un banco “solvente que no tiene ningún problema de liquidez”.

“El Gobierno y el Ministerio de Economía no tienen inspectores, los tiene el supervisor y es el que analiza la situación de la entidad. Eso es lo que me dicen: ni problemas de solvencia ni de liquidez”, insistió De Guindos.

Decisiones

El ministro recalcó que Popular es un banco privado, por lo que es su equipo de gestión el que tiene que tomar las decisiones oportunas. “Ya ha dado indicaciones al respecto y el Gobierno no tiene nada que decir”, apuntó.

En este sentido, recordó que Popular tiene una parte de su negocio centrado en pymes, un segmento en el que es una de las entidades con más presencia. “Popular será lo que sus accionistas quieran que sea. El Gobierno aplicará la normativa de competencia”, añadió De Guindos.

Respecto a la posibilidad de que el banco pueda participar en una operación corporativa, De Guindos eludió pronunciarse y recalcó nuevamente que Popular es una entidad privada.

“Lo que decidan sus gestores, siempre que esté dentro de la normativa y de la ley, el Gobierno no tiene nada que decir”, zanjó. El banco celebró la semana pasada su junta de accionistas ordinaria, en la que su presidente, Emilio Saracho, afirmó que Popular estaba abocado ampliar capital nuevamente, sin descartar operaciones corporativas, pues entiende que la independencia de la entidad “es un valor hasta que se convierte en una carga”.

Por otro lado, De Guindos advirtió ayer de que lo peor que le puede pasar al sector financiero es que la economía deje de crecer y que España deje de crear 500.000 puestos de trabajo al año, por lo que avisó de que de lo que se trata es de “mantener la situación”. En su opinión, la recuperación económica también está ayudando a la propia percepción de la banca. l