• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

ETA pretende quedar “totalmente desarmada” antes del 8 de abril

ETA pretende quedar “totalmente desarmada” antes del próximo 8 de abril con la intermediación de un grupo de personas de la “sociedad civil” francesa, un plan del que el Gobierno Vasco afirma estar informado y al que ha otorgado “credibilidad”.

ETA pretende quedar “totalmente desarmada” antes del 8 de abril
Un trabajador municipal limpia una pintada de apoyo a ETA	reuters/ VINCENT WEST
Un trabajador municipal limpia una pintada de apoyo a ETA reuters/ VINCENT WEST

ETA pretende quedar “totalmente desarmada” antes del próximo 8 de abril con la intermediación de un grupo de personas de la “sociedad civil” francesa, un plan del que el Gobierno Vasco afirma estar informado y al que ha otorgado “credibilidad”.

El anuncio de este desarme lo hizo en declaraciones al diario francés “Le Monde” el activista ecologista Jean-Noel Etcheverry, que pertenece a un grupo de intermediarios de la “sociedad civil” en el que ETA delegó el pasado otoño la “responsabilidad política” de desmantelar los arsenales de la organización terrorista.

Etcheverry fue arrestado, junto con otras cuatro personas, el pasado mes de diciembre en la localidad vascofrancesa de Louhossoa, cuando se disponía a entregar un primer “stock” de armas de ETA, que, según indicó entonces, representaba aproximadamente un 15 % del arsenal de ETA.

El periódico “Le Monde” asegura que en el proceso de desarme intervendrán “varios centenares de personas de la sociedad civil y numerosos cargos públicos de la región”, aunque falta por conseguir el compromiso de las autoridades francesas de “hacerse cargo de las armas restituidas bajo la mirada de observadores internacionales”.

“ETA nos ha confiado la responsabilidad del desarme de su arsenal y, en la tarde del 8 de abril, ETA estará totalmente desarmada”, declaró Etcheverry al diario “Le Monde”. En un artículo publicado en “Gara” ayer, Etcheverry dice que “si el Gobierno no asume su responsabilidad, será la sociedad civil quien se ocupe de esto”.

El objetivo de los terroristas es que no las armas no puedan ser “utilizadas por el Estado español o por cualquier milicia que rechace cualquier escenario de desarme”. No obstante, el Gobierno francés no se ha comprometido a nada de esto.

Etcheverry es una de las cinco personas vinculadas a una organización gala que, tras ofrecerse para mediar en el desarme de ETA, fueron sorprendidos el pasado 16 de diciembre por la Guardia Civil en un caserío de Louhossoa, a unos 20 kilómetros de la frontera con España.

La operación “Seminario”, llevada a cabo en colaboración con la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) gala, permitió desbaratar un nuevo intento de ETA de escenificar una entrega de armas al intervenir un depósito de la banda terrorista con decenas de armas cortas, armas largas de distintos modelos, abundante munición, explosivos y material para la confección de artefactos y bombas lapa, que usaba ETA hasta que anunció el cese de los atentados en octubre de 2011. n