La Fiscalía acusa a Forcadell de un “total desprecio” a la Constitución

La Fiscalía Superior de Catalunya se querelló ayer contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, a la que acusa de haber impulsado un trámite ilegítimo en la Cámara catalana “con total desprecio a la Constitución” y a los pronunciamientos del Tribunal Constitucional.

La Fiscalía acusa a Forcadell de un “total desprecio” a la Constitución
Forcadell atiende a los medios de comunicación tras conocerse la noticia	ep
Forcadell atiende a los medios de comunicación tras conocerse la noticia ep

La Fiscalía Superior de Catalunya se querelló ayer contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, a la que acusa de haber impulsado un trámite ilegítimo en la Cámara catalana “con total desprecio a la Constitución” y a los pronunciamientos del Tribunal Constitucional.


En el escrito, presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) –por la condición de aforada de Forcadell–, el fiscal superior de Cataluña, Jose María Romero de Tejada, le acusa de desobediencia y prevaricación por permitir en julio la votación sobre las conclusiones de la comisión de estudio del proceso constituyente pese a la advertencia del TC.


Romero de Tejada pidió que se le cite a declarar en calidad de investigada por haber adoptado acuerdos “claramente contrarios al ordenamiento jurídico”. 


Forcadell actuó con “una voluntad inequívoca e irreversible de llevar adelante su proyecto político por la fuerza de los hechos consumados, con total desprecio a la Constitución” y de los pronunciamientos del Constitucional, según le acusa la Fiscalía.


Impulsó un trámite constitucionalmente ilegítimo, viciado de raíz por falta absoluta de competencia y “extravagante de las genuinas funciones parlamentarias de las que estaban investidos”, sostiene la querella, y ahora el TSJC deberá decidir si la admite a trámite.


El pleno del Parlament aprobó el 27 de julio –con el apoyo de JxSí y la CUP– las conclusiones que apostaban por impulsar un proceso constituyente en Cataluña, pese a que el Tribunal Constitucional (TC) había avisado de que esta iniciativa vulneraría la Constitución, con lo que había pedido a diputados y miembros de la Mesa impedir la votación.


Las conclusiones contemplaban que Cataluña impulse un proceso hacia la independencia y diseñar un mecanismo unilateral de ejercicio democrático para que los catalanes refrenden el Estado catalán, y recoge que “las leyes de desconexión no son susceptibles de control, suspensión o impugnación”.


A propuesta de Jordi Turull (JxSí) y Anna Gabriel (CUP), Forcadell permitió modificar las previsiones del Pleno e incluir en el orden de ese día la votación sobre las conclusiones de la Comisión de Estudio del Proceso Constituyente.


Forcadell posibilitó de esta forma aprobar una resolución que de manera expresa trata de desvincular a las instituciones catalanas del sistema, “dinamitando el sistema de distribución de competencias”.


El Ministerio Público considera que no se trata de una mera infracción del ordenamiento constitucional sino que pretende “su abierta y deliberada derogación”. n