Los ángeles de Victoria’s Secret despliegan sus alas en París

Los ángeles de Victoria’s Secret pisaron la tierra para irrumpir en el Grand Palais de París. La firma de lencería viajaba de Nueva York a la capital francesa para tomar el testigo del desfile que realizó el año pasado en el Madison Square Park de la ciudad de los rascacielos.

Los ángeles de Victoria’s Secret despliegan sus alas en París
Las modelos se reúnen en el centro de la pasarela para cerrar el espectáculo	CHARLES PLATIAU
Las modelos se reúnen en el centro de la pasarela para cerrar el espectáculo CHARLES PLATIAU

Los ángeles de Victoria’s Secret pisaron la tierra para irrumpir en el Grand Palais de París. La firma de lencería viajaba de Nueva York a la capital francesa para tomar el testigo del desfile que realizó el año pasado en el Madison Square Park de la ciudad de los rascacielos.


La expectación por el tradicional desfile de la firma lencera se comenzaba a asentir desde primera hora de la tarde en las redes sociales. Nadie quería perderse este esperado desfile que se podrá ver el 6 de diciembre en España.


Irina Shayk se convirtió en la auténtica sorpresa de la noche al subirse por primera vez a la pasarela más mediática del mundo. Todas las miradas se dirigieron a su barrigita pues la prensa norteamericana publicó en los últimos días que la modelo rusa estaría embarazada de Bradley Cooper.


Las imágenes hablan por sí solas pues ninguno de los looks que lució la ex de Cristiano Ronaldo ninguno dejaba a la vista su barriga.


En sus dos salidas a la pasarela más mediática del mundo salió cubierta, la primera con una gabardina, atada por encima del vientre, y con una especie de chaqueta roja de flecos que cubría su vientre. Irina y Bradley comenzaron a salir en abril de 2015.


Además del estreno de Irina se sumó otro que también dio mucho de que hablar. Bella Hadid compartía desfile con su hermana Gigi en un espectáculo donde coincidía con su exnovio. Las miradas de tensión se presentaron cuando Bella irrumpió en la pasarela mientras de The Weeknd cantaba de espaldas a ella.


Un espectáculo sin igual donde Bruno Mars y Lady Gaga pusieron música a estos ángeles.