• Viernes, 23 de Febrero de 2018

Una ONG ofrece citas románticas con perros y gatos

El día de San Valentín pudo ser diferente ayer para los ciudadanos de Filipinas. Una ONG puso en marcha una curiosa iniciativa, ya que ofrecían a todos los solteros amantes de los animales disfrutar de una cita romántica con un perro o un gato con el objetivo de promover la adopción.

 

Una ONG ofrece citas románticas con perros y gatos
Un amante de los animales, en su cita con un perro rescatado | efe
Un amante de los animales, en su cita con un perro rescatado | efe

El día de San Valentín pudo ser diferente ayer para los ciudadanos de Filipinas. Una ONG puso en marcha una curiosa iniciativa, ya que ofrecían a todos los solteros amantes de los animales disfrutar de una cita romántica con un perro o un gato con el objetivo de promover la adopción.
“Queremos demostrar que un animal rescatado es capaz de ofrecer amor incondicional”, declaró ayer Sharon Bengzon, responsable de educación de la Sociedad de Bienestar Animal de Filipinas (PAWS). Así, la sede de esta ONG, situada en Ciudad Quezón, en el norte de Manila, se convirtió desde ayer en un restaurante improvisado con mesas bajas para que se celebren encuentros individuales entre solteros sentados en el suelo y sus pretendientes caninos y felinos.
En la sala, dividida en cuatro ambientes, los participantes pudieron disfrutar por 300 pesos filipinos (aproximadamente unos 5 euros, 6 dólares) de una de estas citas. El precio incluía además un menú que consistía en galletas y brownies para los humanos y golosinas especiales para garantizar la fidelidad de los acompañantes, perros y gatos durante la velada.
Si el noviazgo o la boda son posibles resultados del amor entre humanos, en este caso el objetivo principal de la ONG es que este 14 de febrero los comensales elegidos por Cupido decidan unir sus vidas para siempre a través de la adopción de sus acompañantes. Desde la apertura del centro, al mediodía, fueron decenas los visitantes que acudieron al local y que no pararon de tomarse selfis para inmortalizar la que probablemente sea la cita de San Valentín más exótica que hayan tenido.
“Está viniendo mucha gente. Para esta noche ya estamos completos y hemos decidido alargar el evento durante el resto de la semana”, aseguró Bengzon. La representante de PAWS indicó que decidieron poner en marcha esta iniciativa “aprovechando la popularidad de las cafeterías de perros y gatos”, que son cada vez más numerosas en el país porque “a los filipinos en general les encantan los animales”.