• Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

Feijóo defiende el Estado de Autonomías y carga contra las “quimeras imposibles”

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendió ayer la vigencia del Estado de Autonomías contra las “quimeras imposibles” iniciadas por el independentismo en Cataluña que han derivado en “una burla a la legalidad, a la democracia y en un menosprecio al Parlamento”.

Feijóo defiende el Estado de Autonomías y carga contra las “quimeras imposibles”
El presidente del Gobierno y el máximo mandatario de la Xunta flanquean a Albor en el acto en el que el exdirigente recibió la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo | lavandeira jr. (efe)
El presidente del Gobierno y el máximo mandatario de la Xunta flanquean a Albor en el acto en el que el exdirigente recibió la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo | lavandeira jr. (efe)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendió ayer la vigencia del Estado de Autonomías contra las “quimeras imposibles” iniciadas por el independentismo en Cataluña que han derivado en “una burla a la legalidad, a la democracia y en un menosprecio al Parlamento”.

Durante la conferencia “Galicia y los desafíos del Estado de las Autonomías” pronunciada en el simposio dedicado al expresidente gallego Gerardo Fernández Albor por su centenario, el titular de la Xunta defendió el “galleguismo inclusivo” frente a los “nacionalismos exclusivos”.

Según Feijóo, además, el independentismo en Cataluña ha logrado la “exhumación” de un adjetivo que se consideraba desterrado del vocabulario político: “la palabra traidor”. “Cuando alguien es considerado traidor estamos ante síntomas de que se camina hacia algún tipo de totalitarismo”, afirmó.

Feijóo destacó, así, que el galleguismo inclusivo, del que Fernández Albor es un ejemplo, se basa en el enriquecimiento mediante la libertad, mientras que los nacionalismos exclusivos se encierran porque ven amenazada su idea de país pétreo.

Además, reprochó a los nacionalistas que se apropien de símbolos “que son de todos” y los utilicen “de forma partidista” y aseguró que igual que los independentistas “se sublevaron contra la República en 1934” hoy “lo hace de nuevo contra la Monarquía Constitucional”.

Por su parte, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que también participó en el homenaje a Fenández Albor, defendió que si las autonomías representan la pluralidad de España no se debe olvidar que “lo fundamental para los ciudadanos es participar de la soberanía común” que reconoce la Constitución y que “nadie puede enajenar o negar en nombre de ambiciones” “Nadie puede pretender que no seamos nosotros, todos, los dueños de nutro destino compartido”, concluyó.

Medalla al mérito

Feijóo y Pastor fueron, junto al máximo mandatario estatal, Mariano Rajoy, los principales ponentes en el marco del homenaje al presidente que echó a andar el autogobierno en Galicia, Gerardo Fernández Albor, quien recibió un sentido reconocimiento en la Cidade da Cultura y, de manos de Rajoy, la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, concedida por el Consejo de Ministros.

En la clausura del simposio sobre el expresidente de la Xunta, el titular del Ejecutivo español, acompañado por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y otras muchas autoridades, destacaron lo “especial y emocionante” de este acto: “A pocos actos he acudido y acudiré con tanta convicción y alegría como al de hoy”, subrayó el también líder de los populares gallegos, quien considera que “lo importante va más allá de la cifra”, en alusión a que esta semana el expresidente Albor ha cumplido 100 años.

Y es que si ya es difícil alcanzar tan bien los 100 años, continuó, lo “notable” es llenar todos estos años “tan bien” como lo ha hecho Albor, a quien sostuvo que es “un acto de justicia” entregarle la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo debido a su papel institucional “clave” en la Galicia y en la España de la Transición.

En este sentido, destacó su carácter “galleguista” y “europeísta sin fisuras”, así como el hecho de ser “un español a carta cabal”, cosas que, a juicio de Rajoy, Albor combina a la perfección. Pero además, recordó que este compostelano nacido en 1917 fundó el Policlínico La Rosaleda e incluso llegó a ser teniente de aviación.

Presidencia y moción

“Pero sobre todo honramos a un hombre ejemplar”, remarcó Rajoy, quien fue vicepresidente de Albor en su segundo mandato después de la dimisión de Xosé Luis Barreiro y otros cinco conselleiros. Con todo, una moción de censura se cruzó en el camino de Albor, siendo la única que ha prosperado a nivel autonómico hasta el momento, lo que situó en septiembre de 1987 a González Laxe como nuevo presidente.

“Si cierro los ojos me parece que fue ayer cuando constituimos el primer Parlamento autonómico gallego, y ya han pasado 35 años”, rememoró en la clausura del acto el propio Albor. l