Las intensas lluvias y las fuertes nevadas marcan la jornada de temporal

Galicia vivió ayer una jornada marcada por las fuertes lluvias localizadas en la provincia de Pontevedra y en la que la ráfaga de viento más fuerte, registrada en Cedeira, alcanzó los 124,5 kilómetros por hora.

 

Las intensas lluvias y las fuertes nevadas marcan la jornada de temporal
Un agente de la Guardia Civil dirige el tráfico en la autovía A-52, a su paso por A Gudiña | brais lorenzo (efe)
Un agente de la Guardia Civil dirige el tráfico en la autovía A-52, a su paso por A Gudiña | brais lorenzo (efe)

Galicia vivió ayer una jornada marcada por las fuertes lluvias localizadas en la provincia de Pontevedra y en la que la ráfaga de viento más fuerte, registrada en Cedeira, alcanzó los 124,5 kilómetros por hora.
Fue el municipio de Sanxenxo el que registró las mayores consecuencias derivadas por el temporal, ya que un tornado arrasó con el tejado de un colegio público ubicado junto a la playa de A Lanzada, además de dañar una veintena de casas y dos empresas en Noalla y Vilalonga.
Las lluvias fueron muy fuertes en la provincia de Pontevedra, en donde la noche transcurrió con fuertes tronadas y caída de rayos. De hecho, el acumulado de precipitaciones que recoge la web de Meteogalicia indica que la estación ubicada en Poio contó 30,9 litros por metro cuadrado en esta jornada de miércoles.
Los valores máximos en el entorno también superaron los 20 litros, como la de Meis, con 23,4 litros por metro cuadrado. También en la provincia de A Coruña ha tenido lugar uno de los registros más altos, concretamente, en Santa Comba, con 27,6 litros por metro cuadrado.

A ochocientos metros
El temporal que llegó a Galicia en las últimas horas de ayer todavía se mantendrá hasta hoy por la tarde, de manera que se espera que siga bajando la cuota de nieve llegando a descender hasta los 800 metros y a acumular cinco centímetros.
María Souto, del servicio de Predicción de Meteogalicia, explicó que ya han caído los primeros copos de nieve en la Montaña de Lugo y Ourense, y que los chubascos que seguirán las próximas horas harán que el nivel amarillo permanezca activo.
De hecho, la acumulación de nieve hasta alrededor de las 18.00 horas, se espera que eleve el espesor hasta los cinco centímetros.
Después de alcanzar la cuota más baja, en la jornada se irá recuperando esta situación para ir subiendo hasta que por la tarde llegue de nuevo a los mil metros.
Además del aviso por nieve, se mantiene la alerta naranja por vientos fuertes en A Mariña de Lugo y por altura de olas, nivel amarillo, con hasta cinco o siete metros de altura en todo el litoral.
La “mala” mar provocada por el temporal obligó ayer a buena parte de la flota a permanecer amarrada. Pulpo en Bueu y percebes en Aguiño, por ejemplo, son algunas de las faenas que no pudieron llevarse a cabo en la costa gallega y que impidió la llegada de estos productos frescos a las lonjas.

Ría de Vigo
El temporal también provocó la cancelación del transporte de la ría de Vigo por la mañana, informó la naviera Mar de Ons a través de las redes sociales.
La compañía precisa que el servicio de transporte marítimo quedaba inoperativo a partir de las 08.00 horas, con la última salida prevista desde Cangas, y a las 08.20 horas desde Vigo, debido a las condiciones meteorológicas.
La Consellería de Medio Ambiente suspendió ayer la expedición de autorizaciones de entrada al Parque Natural do Invernadeiro debido a las condiciones meteorológicas en Ourense y ante la previsión de que se produzca un empeoramiento de la situación.
La medida comenzó a aplicarse ayer a mediodía y se mantendrá hasta que el pronóstico meteorológico sea más favorable, con el fin de adoptar todas las precauciones posibles para evitar accidentes.