Villanueva advierte de un verano de sequía e incendios en Galicia

El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, alertó de que si se mantiene la sequía, habrá que tomar medidas para evitar el desabastecimiento de agua, y añadió que puede ser un verano complicado en los montes gallegos debido a los incendios forestales.

Villanueva advierte de un verano de sequía e incendios en Galicia
El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva | archivo ec
El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva | archivo ec

El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, alertó de que si se mantiene la sequía, habrá que tomar medidas para evitar el desabastecimiento de agua, y añadió que puede ser un verano complicado en los montes gallegos debido a los incendios forestales. Villanueva afirmó que se mantiene la prealerta en toda la comunidad. “Hay una situación de prealerta en determinadas cuencas donde, debido a la falta de precipitaciones, si no se producen antes del verano habrá que tomar algún tipo de medida; medidas incluso de restricción de agua”, declaró.

También explicó que actualmente los embalses “están en una situación delicada”. El delegado del Gobierno afirmó que el verano puede ser muy complicado en los montes dado que el riesgo de incendios es muy alto.

Asimismo, echó de menos una mayor colaboración de los vecinos con las fuerzas de seguridad que investigan la autoría de los fuegos. Indicó en este sentido que en el momento de prestar declaración ante la Guardia Civil o la Policía Autonómica la colaboración no se traduce “en testimonios, en declaraciones y en acusaciones; hay algo de mejoría, pero no la que se requiere para un delito de incendio forestal”, destacó.

Desalojo en Santiago

Por otro lado, Villanueva aseguró que no fue informado previamente sobre el desalojo del edificio okupado en la Algalia de arriba de Santiago porque en la sentencia el juez “dice a quién hay que informar”. Además, se mostró sorprendido por el comunicado del Colexio de Xornalistas y defendió que no hay quejas “formales” por parte de periodistas sobre la actuación policial.

Calificó de “polémica absurda” la situación abierta tras el desalojo del local okupado como centro social durante tres años por el colectivo Escárnio e Maldizer y negó que haya mantenido algún contacto con el regidor santiagués, Martiño Noriega, desde el día después de la actuación.

Así, Villanueva fue cuestionado sobre las acusaciones de falta de colaboración institucional por parte de la Delegación del Gobierno emitidas por el alcalde compostelano, molesto porque no haber sido informado sobre la actuación policial del 30 de mayo.

Defendió que la Delegación “siempre mantiene colaboración con los ayuntamientos y se comunican las cosas que hay que comunicar” pero que, en este caso, existe “una sentencia y un auto” en el que el juez “indica cuándo y cómo hay que proceder al desalojo”, así como “a quién hay que comunicárselo”.

“En este tercer supuesto no indica que se le debe comunicar al ayuntamiento o a la administración autonómica ni a nadie. Es más, a mí no me han comunicado que se procediera al desalojo porque es simplemente el cumplimiento de la sentencia”, aseveró.

En este sentido, ve “lógico” que como delegado del Gobierno no fuese informado, ya que el juez instructor solo estableció que el desalojo fuese “ordenado” a la Policía y “comunicado” al propietario del inmueble.