• Sábado, 21 de Octubre de 2017

Charlottesville revive la violencia racial en los Estados Unidos de Trump

Las autoridades de Virginia llamaron ayer a la “unidad” y pidieron a los extremistas que saliesen del estado, un día después de la violenta jornada en Charlottesville que dejó tres muertos y forzó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a señalar directamente a los supremacistas.

Charlottesville revive la violencia racial en los Estados Unidos de Trump
Varias personas se acercaron durante el día de ayer a la zona donde tuvo lugar el atropello de la joven asesinada por un supremacista blanco para dejar flores | TASOS KATOPODIS (efe)
Varias personas se acercaron durante el día de ayer a la zona donde tuvo lugar el atropello de la joven asesinada por un supremacista blanco para dejar flores | TASOS KATOPODIS (efe)

Las autoridades de Virginia llamaron ayer a la “unidad” y pidieron a los extremistas que saliesen del estado, un día después de la violenta jornada en Charlottesville que dejó tres muertos y forzó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a señalar directamente a los supremacistas.

“El presidente dijo ayer con mucha contundencia que condena todas las muestras de violencia, fanatismo y odio”, indicó ayer la Casa Blanca en un comunicado, firmado por un portavoz que pidió el anonimato.

Aclaración institucional

“Y por supuesto, eso incluye supremacistas blancos, el Ku Klux Klan (KKK), neonazis y todos los grupos extremistas”, agregó la nota difundida un día después de las declaraciones del gobernante. La Casa Blanca trataba así de encarar las acusaciones de tibieza del presidente respecto a los extremistas de derecha, ya que en su intervención criticó de manera vaga la violencia de “múltiples partes”. Aunque calificó de “terrible” lo sucedido el sábado, Trump no citó expresamente a los supremacistas blancos que habían convocado la marcha, entre los que se encontraba David Duke, exlíder del KKK, y algunos portaban esvásticas nazis.

Ayer, el alcalde de Charlottesville, Mike Signer, aseguró que el atropello de un grupo de opositores a la marcha, donde falleció una mujer de 32 años y más de veinte resultaron heridos, fue “un acto de terrorismo” y apuntó directamente a la agresiva retórica utilizada por Donald Trump. 

“Miren la campaña electoral que llevó (el presidente)”, dijo Signer ayer en varias entrevistas en cadenas nacionales.

Tres víctimas

El gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, identificó ayer a la víctima mortal del atropello como Heather Heyer, de 32 años y residente en la ciudad. Además, dos funcionarios de la policía estatal de Virginia murieron al estrellarse el helicóptero en el que viajaban mientras vigilaban las protestas en la ciudad.

Las escalofriantes imágenes de vídeo captadas por testigos muestran cómo un coche deportivo embiste a gran velocidad a un grupo de opositores a la concentración supremacista y luego trata de huir marcha atrás. Finalmente, y gracias a las fotografías, la policía local dio con el responsable del mortal atropello, James Fields Jr, blanco, natural de Ohio y de 20 años, quien se encuentra detenido en la prisión local. l