Agra dimite como secretario de las Xuventudes Socialistas por discrepancias con Fátima Abal

El secretario xeral de las Xuventudes Socialistas de Cambados, Ismael Agra, ha presentado su dimisión por falta de tiempo y discrepancias con Fátima Abal, la alcaldesa.

Agra dimite como secretario de las Xuventudes Socialistas por discrepancias con Fátima Abal
Agra (a la izquierda) con Abal y otros dirigentes del PSOE en 2015 | d. a.
Agra (a la izquierda) con Abal y otros dirigentes del PSOE en 2015 | d. a.

El secretario xeral de las Xuventudes Socialistas de Cambados, Ismael Agra, ha presentado su dimisión por falta de tiempo y discrepancias con Fátima Abal, la alcaldesa. El socialista llevaba al frente de la agrupación desde 2011 y asegura que lleva tiempo “tragando” porque Abal le culpa de las desavenencias internas del partido, cuando los problemas, dice, proceden de su “falta de capacidade e de xestión orgánica”.
El cambadés, de 22 años, explicó que lo deja, principalmente, porque el doble grado universitario que cursa en Madrid le impide “disponer do tempo necesario para traballar na organizaron como me gustaría”. Pero también porque el hecho de estudiar fuera se ha utilizado contra él, asegura.
Agra relató que su malestar procede de antes de las elecciones de 2015 porque “moitos militantes non estaban de acordo” con la forma de Fátima Abal de confeccionar la candidatura: “Deixou fóra a xente que merecía ir e non elexiu ben os postos doutros”. Esta situación generó discrepancias internas y “culpoume a min, dicindo que a miña visión era ser o candidato cando nunca se me pasou pola cabeza. Traballei arreo moito tempo cun único obxectivo: gañar as eleccións municipais e acabar cun goberno do PP que duraba xa 28 anos”.

Trabajo
Agra considera que la regidora le ha usado como un “pantasma externo” para “tapar que non tivo, nin ten, capacidade de xestión orgánica”. Es más, le acusa de “escudarse” en el hecho de que estudia fuera y echa de menos que no se dirigiera a él para intentar encauzar la mala relación existente entre ambos cuando, a pesar de todo, “levei a campaña das municipais de 2015 e conseguín que Patxi López viñera a presentar a candidatura... Pero levo tres anos tragando e hoxe decidín dicir basta”.
Ahora la ejecutiva gallega deberá abrir un periodo de renovación y Agra espera que llegue “alguén que poida aportar todo de si na organización”, teniendo en cuenta también que se acercan las municipales de 2019.
El cambadés, que también estuvo en la dirección nacional y en el Comité Federal, seguirá militando en el PSOE: “Estaba antes que ela e non o vou deixar por desavenencias porque as persoas veñen e van, pero o partido queda”. Agra es una de las jóvenes promesas del PSOE cambadés. Asumió el cargo con 16 años.