• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

La alcaldesa pasará copia a Abal Varela de la negociación del viernes y confía aún en una salida consensuada

La alcaldesa de Cambados, Fátima Abal, confía todavía en una salida negociada a la crisis de gobierno que parece enquistarse. Después de que el edil de Pode, José Ramón Abal Varela, decidiese no acudir a la segunda reunión

La alcaldesa pasará copia a Abal Varela de la negociación del viernes y confía aún en una salida consensuada
La regidora y los miembros del gobierno durante el Pleno del lunes | gonzalo salgado
La regidora y los miembros del gobierno durante el Pleno del lunes | gonzalo salgado

La alcaldesa de Cambados, Fátima Abal, confía todavía en una salida negociada a la crisis de gobierno que parece enquistarse. Después de que el edil de Pode, José Ramón Abal Varela, decidiese no acudir a la segunda reunión de la comisión de seguimiento del pacto, celebrada el pasado viernes, la regidora confirmó que le enviará esta semana copia de la documentación en la que se trabajó en dicho encuentro y así mismo se lo hizo saber ayer martes.
El objetivo es aportar a Abal Varela las negociaciones y posibles vías de acuerdo que realizaron en dicha cita, en el convencimiento de que todavía es posible encontrar una salida negociada a esta crisis del cuatripartito. Eso sí, la ausencia del edil de Enoturismo durante una semana, debido a viajes a una feria del vino en Vitoria y a un hermanamiento en Valladolid, hace pensar en que ese nuevo intento de acercamiento se demorará, al menos, otra semana más. Y a ello hay que sumar que Pode sigue pendiente de una reunión orgánica propia para decidir qué rumbo tomar en medio de esta situación política.
Con todo, Fátima Abal sigue creyendo firmemente en el diálogo entre compañeros como vía para poder encauzar de nuevo la sintonía en el ejecutivo y calificaba dentro de la normalidad lo sucedido en el Pleno del lunes.
 

Votos diferentes
La regidora indica que en cada partido “pensamos de diferente maneira” y que, dentro de esa dinámica plural, cada grupo tiene libertad de votar siguiendo sus directrices y convicciones.
Eso se vio en el Pleno del lunes, cuando en varias de las mociones a debate Pode se diferenció en discurso y en sentido de voto del resto de compañeros de gobierno, incluso con algún ataque más o menos velado a alguna de las otras tres

formaciones.
El Pleno, de hecho, aunque únicamente llevaba puntos de debate que habían quedado pendientes del anterior por falta de tiempo, llegó a rebasar las doce de la noche, momento en que es habitual que se suspenda para preservar la unidad de acto de la sesión, que de lo contrario se celebraría en dos días diferentes.
En esta ocasión, por decisión y competencia de la Alcaldía, el Pleno continuó más allá de la medianoche, prácticamente hasta pasadas las doce y media, a fin de poder concluir los asuntos en el orden del día ya que no tenía sentido seguir posponiéndolos más.
Incendios
Tras un descanso de unos minutos, se retomaba la sesión aunando en uno el debate de tres mociones presentadas por PSOE, BNG y Somos a raíz de la última oleada de grandes fuegos forestales en Galicia, que también afectaron a O Salnés.
De nuevo en este asunto, la división de criterios entre los socios, en especial entre Pode y los otros tres miembros del tetrapartito, quedaron patentes. José Ramón Abal hizo suyos los argumentos populares de que no hay que buscar responsables en las administraciones como la Xunta por falta de medios de prevención o extinción (como defendían los otros grupos) sino únicamente perseguir a los pirómanos, endureciendo sus penas de prisión.
Finalmente, Pode votó en conjunto con PSOE, BNG y Somos en la moción socialista, pero se abstuvo en la de Somos y la del BNG, precipitando que estas últimas fueran rechazadas gracias a la mayoría alcanzada por el PP.