El autor del apuñalamiento se entrega y queda libre con una orden de alejamiento

E.D. está acusado de un delito de lesiones y tiene que  comparecer cada mes en la Policía

El autor del apuñalamiento se entrega y queda libre con una orden de alejamiento
Fachada de los juzgados de Vilagarcía a donde E.D. respondió ante el juez	g. salgado
Fachada de los juzgados de Vilagarcía a donde E.D. respondió ante el juez g. salgado

El mariscador acusado de apuñalar el jueves a un compañero se entregó ayer al mediodía ante la Guardia Civil y horas después pasó a disposición judicial en Vilagarcía como autor de un delito de lesiones. El juez dispuso su libertad con comparecencias mensuales en dependencias policiales y dictó una orden de alejamiento y prohibición de comunicarse con su víctima, que se recupera en el hospital de un navajazo en el costado. 
Todavía no están claras las causas que llevaron a este joven, que responde a las iniciales de E.D. y ronda la treintena, a blandir una navaja contra su compañero y amigo, A.V.O. No obstante, cada vez cobra más fuerza la hipótesis de que previamente habían discuto por un asunto de trabajo; un malentendido con un capacho de mejilla que habían ido a recoger en la misma embarcación con un tercero. 
También van trascendiendo más detalles como que el presunto agresor fue a buscar un cuchillo al coche. De hecho, E.D. fue señalado inmediatamente como el autor del apuñalamiento por testigos presenciales, que también auxiliaron a la víctima taponando la herida para evitar su desangrado. 
Por su parte, el agresor huyó del lugar y la Guardia Civil desplegó un dispositivo durante el resto del día y la noche del jueves para dar con su paradero. Finalmente se entregaba ayer al mediodía en el Cuartel de Vilagarcía. Después fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de la ciudad que dictó su puesta en libertad, pero con condiciones. De hecho, el mariscador deberá comparecer mensualmente en dependencias policiales o judiciales y tiene prohibido acercarse o comunicarse con la víctima, informaron fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). 
El isleño está acusado de un delito de lesiones tras acuchillar en el costado a A.V.O., de 38 años de edad, y que tuvo que ser intervenido de urgencia en el Hospital do Salnés. Concretamente, fue sometido a una operación por una herida inciso-contusa y, aunque no se teme por su vida, ayer seguía con pronóstico reservado. 
El suceso causó sorpresa en el municipio porque víctima y presunto agresor mantenían una buena relación, de amistad, señalan algunas fuentes. De hecho, las mismas destacaron el hecho de que ambos mariscadores hacían cuadrilla con un tercero para ir a buscar mejilla y luego venderla a los bateeiros. Es más, la discusión previa habría empezado en el pantalán y continuó en el muelle hasta llegar al fatal desenlace. n