El BNG no logra de sus socios una fecha concreta para reunir a la comisión del pacto

Hace una semana el BNG urgía a la convocatoria de la Comisión de Seguimento del pacto de gobierno para abordar un problema de comunicación entre los socios que resultó en la segunda crisis vivida por el cuatripartito desde su fundación

El BNG no logra de sus socios una fecha concreta para reunir a la comisión del pacto
Portavoces de los grupos políticos del cuatripartito	g. salgado
Portavoces de los grupos políticos del cuatripartito g. salgado

Hace una semana el BNG urgía a la convocatoria de la Comisión de Seguimento del pacto de gobierno para abordar un problema de comunicación entre los socios que resultó en la segunda crisis vivida por el cuatripartito desde su fundación. Sin embargo, los nacionalistas tendrán que esperar hasta enero pues algunos socios plantearon ayer la complicación de estas fechas, con el cierre del año administrativo, puentes y la proximidad de la Navidad; cuestiones que le parecen “razoables” al grupo de Víctor Caamaño, quien tampoco ocultó su preferencia por fechas más próximas, como la semana posterior al puente y, en todo caso, “sen máis retrasos”, manifestó su portavoz.
Para los nacionalistas es imprescindible zanjar esa “falta de planificación” lo antes posible. Así es como definieron el hecho de que su socio de Pode, José Ramón Abal Varela, tomara decisiones en torno a la organización de la Ciudad Europea del Vino en solitario. Sobre todo porque aseguraron que esta falta de comunicación en el gobierno local afecta a todos y “non é un caso puntual”. De hecho, avanzaron que, en caso de no modificar el modelo de funcionamiento actual, no tendrían inconveniente en abandonar el cuatripartito.
A pesar de la claridad de sus intenciones y de la reprimenda pública echada por Caamaño en el pleno de noviembre a Abal Varela, la reunión de la Comisión de Seguimiento del pacto no es prioritaria para Pode. Su edil ya avanzaba que ahora está centrado en la Ciudad del Vino, aunque PSOE y Somos sí consideraban necesario atar esos cabos.

"por nós xa sería agora"
Así las cosas, el acuerdo que arrancó ayer el BNG es que en la próxima Xunta Local de Goberno –lo propuso en la sesión de ayer– cada partido acuda con una propuesta de fecha, pero en todo caso no será hasta enero. “Nós non temos inconvinte” aunque “pola nosa parte xa sería agora, tras a ponte de decembro”, pero aún así les parece “razoable” esperar a que pasen los festivos, la Navidad y se superen unas fechas de intensa actividad municipal por el cierre del año, que conlleva “cuestións administrativas”.
Así las cosas, al gobierno local le cuesta fijar una fecha y el BNG no pudo dejar de lanzar una advertencia: “Abertos” a esperar, “pero sen retraso”, añadió Caamaño, quien tampoco concretó de quién procedió la resistencia de definir ya un día ayer.
La coalición volvió a la normalidad tras la demostración pública del grupo nacionalista de que había problemas internos, sin embargo, para sus componentes no hay nada que no tenga solución con el diálogo.
Esta es la segunda crisis vivida en por el grupo. A principios de año Pode amenazó con romper el pacto tras un cierre puntual al tráfico de la Praza de Fefiñáns en su ausencia y al considerar que se trató de una “usurpación” de sus funciones.