• Viernes, 24 de Noviembre de 2017

La Cofradía de A Illa refuerza la vigilancia con patrullas nocturnas de los marineros

La Cofradía de A Illa de Arousa ha puesto en práctica este año, por primera vez, un refuerzo nocturno de la vigilancia contra el furtivismo para proteger varias zonas productivas que se reservan para los trabajos en verano.

La Cofradía de A Illa refuerza la vigilancia con patrullas nocturnas de los marineros
Flota amarrada en el puerto isleño de O Xufre | d.a.
Flota amarrada en el puerto isleño de O Xufre | d.a.

La Cofradía de A Illa de Arousa ha puesto en práctica este año, por primera vez, un refuerzo nocturno de la vigilancia contra el furtivismo para proteger varias zonas productivas que se reservan para los trabajos en verano.


El patrón mayor, Juan José Rial Millán, explicaba ayer que consiste en sumar a los turnos del servicio de vigilancia del Pósito la colaboración de los propios marineros. Así, cada noche se cuenta con dos embarcaciones de faena que se suman a los medios profesionales de vigilancia, cubriendo así un área mayor.


Cada una de las embarcaciones cuenta con contacto directo con los medios profesionales de vigilancia, tanto por tierra como mar, y también con el propio patrón. A estas dos embarcaciones se suman cada noche cuatro vigilantes: Dos unidades por tierra y otras dos en mar.


Sin incidencias
La medida lleva ya unos meses en práctica y, a día de ayer, todavía no habían tenido que reportar ninguna incidencia.
Se trata, indicaba el propio dirigente de la Cofradía, de una acción encaminada, justamente, a disuadir a posibles furtivos de realizar actividad en estas zonas, donde se han reservado bancos extractivos de marisco para su explotación estival, uno de lo momentos en que, además, el recurso obtiene mejores precios en el mercado.


Esto también tiene un efecto llamada a la actividad furtiva, de ahí la apuesta del sector para combatirla.


La Cofradía también mejoró infraestructuras en los últimos meses, con la conclusión de la obra de ampliación de la lonja.
Una inversión autonómica de unos 374.000 euros permitió ganar unos cien metros cuadrados nuevos para habilitar una zona de estabulación para la guarda en condiciones de marisco. También se crearon vestuarios con ducha para aseo y cambio de ropa de los buceadores.

Obras en O Xufre
A mayores, Portos inició hace unas semanas la instalación de los nuevos pantalanes en O Xufre, que permitirán el amarre de 318 embarcaciones de tercera lista.


La inversión es de unos 700.000 euros y la estimación de obra es que pueda estar concluida en la recta final del verano. La siguiente fase, para barcos de cuarta lista o mejilloneros, todavía está en trámites y supondrá la aprobación de 3,5 millones de euros.


Desde el departamento autonómico indicaron en el momento del inicio de obra de la primera fase que esta segunda enfrentaba ahora por delante los pasos necesarios para sacar a licitación el contrato de obra.