Desestiman un contencioso vecinal contra el plan de urbanización del área comercial

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha desestimado un recurso contencioso administrativo interpuesto por la asociación vecinal Freixeiro contra el Concello de Vilanova y el proyecto de urbanización de los terrenos de Deiro

Desestiman un contencioso vecinal contra el plan de urbanización del área comercial
Una vista hacia los terrenos donde se había proyectado la superficie de Deiro	d.a.
Una vista hacia los terrenos donde se había proyectado la superficie de Deiro d.a.

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha desestimado un recurso contencioso administrativo interpuesto por la asociación vecinal Freixeiro contra el Concello de Vilanova y el proyecto de urbanización de los terrenos de Deiro donde hace años se proyectó un centro comercial en el que estaba previsto, entre otros, el desembarco del grupo Alcampo.
El ente vecinal había recogido las críticas de afectados por la venta de parcelas a los promotores, proceso tras el que, alegaban, se habría sometido a aquellos terrenos a una actuación “torticera y un fraude de ley”, convirtiendo lo que eran fincas de carácter agrícola en suelo apto para uso comercial, de mayor valor.
No obstante, el TSXG se opuso a las pretensiones de estos vecinos, al igual que ya había hecho en anterior instancia el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Pontevedra, dando validez tanto al proyecto de urbanización como a la recalificación, aprobada de forma definitiva por la Xunta de Galicia en 2011. A la entidad vecinal, además, se le imponen las costas, con un máximo de 700 euros. Todavía les queda la posibilidad de recurrir ante el Supremo.
Los argumentos esgrimidos por el TSXG señalan que sobre el mismo caso ya se había dictado una sentencia anterior, en un proceso en el que la asociación no había formado parte. Por ello, recurre a la jurisprudencia para señalar que no puede enjuiciarse un mismo hecho dos veces, aunque estos vecinos no estuvieran representados. Lo sostenido por la asociación sobre el carácter agrícola de los terrenos “es contradictorio con lo que al respecto se dijo” en la sentencia previa, desestimatoria y firme, que es a lo que el tribunal se atiene ahora para rechazar ese argumento. También se hace constar que en la demanda “no se alega motivo de nulidad alguno que se refiera de forma autónoma al proyecto de urbanización”.
La Xunta fue consultada por el juzgado al entender que era parte interesada, pero la administración “no se personó ni formuló alegación”.