• Sábado, 19 de Agosto de 2017

La excavación de A Lanzada concluye con más de 15.000 piezas y 17 esqueletos

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, junto con el alcalde de Sanxenxo, Gonzalo Pita, el diputado delegado de Turismo, Santos Héctor Rodríguez, el presidente de la Comunidad de Montes de Noalla, Roberto Garrido

La excavación de A Lanzada concluye con más de 15.000 piezas y 17 esqueletos
Carmela Silva flanqueda por Roberto Garrido y Gonzalo Pita posa con los trabajadores de la excavación de A Lanzada	cedida
Carmela Silva flanqueda por Roberto Garrido y Gonzalo Pita posa con los trabajadores de la excavación de A Lanzada cedida

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, junto con el alcalde de Sanxenxo, Gonzalo Pita, el diputado delegado de Turismo, Santos Héctor Rodríguez, el presidente de la Comunidad de Montes de Noalla, Roberto Garrido, y el arqueólogo, Rafael Rodríguez, hizo balance ayer de la intervención arqueológica acometida por la institución provincial en A Lanzada y en la que se encontraron más de 15.000 piezas y 17 esqueletos, 14 de ellos infantiles.

Carmela Silva puso en valor la importancia de este yacimiento que “nos permite confirmar que as nosos antepasados eran poboados moi desenvolvidos, que xa 600 anos antes da chegada da civilización romana tiñan a capacidade de realizar intercambios comerciais con lugares como Italia, Tunisia ou Palestina” y que se trata de un espacio fundamental “para coñecer a Idade de Ferro”.

Otra de las novedades del Campo da Lanzada es que en este espacio “atopamos a primeira factoría de salgados do noroeste peninsular, unha factoría de orixe prerromana cando ata o momento se pensaba que todas tiñan unha orixe romana”. Al respecto, el arqueólogo de la Diputación de Pontevedra, Rafael Rodríguez, destacó que “mentres o habitual neste tipo de industrias era contar con entre 8 ou 10 depósitos, en A Lanzada apareceron ata 29 piletas destinadas á fabricación de salsas e a conservación de alimentos”.

El arqueólogo de la Diputación de Pontevedra, Rafael Rodríguez, destacó que durante los seis meses de trabajo en A Lanzada se pudieron esclarecer los diferentes niveles de ocupación del Campo da Lanzada. El más antiguo encontrado se corresponde con el siglo II a.C. y se trata de una estructura absidial, un muro y piletas vinculadas a la factoría de salazón, aunque hay restos de cabañas de madera que podrían ser de hasta el siglo VI a.C. También se encontraron otras estructuras del siglo I a.C. y I d.C., un gran vertedero del siglo II d.C., una estructura rectangular de entre el II y V d.C. (probablemente relacionada con los esqueletos de adultos encontrados) y hasta los restos de un posible secadero de pescado (que podría datarse en la Edad Media) o un tanque para la cristalización de sal (romano o medieval).

Con respecto a los hallazgos, Rodríguez destacó los esqueletos que fueron apareciendo en el Campo da Lanzada, desde un perro (de entre el século XVII hasta el XX), hasta el de Cornelia (s. V) Y los otros dos adultos encontrados, que supusieron una gran novedad porque no se contaba con que la necrópolis de A Lanzada llegase hasta esta área de intervención y porque es probable que debido al ritual de inhumación, en caja, se traten de cristianos primitivos.

El arqueólogo de la Diputación de Pontevedra resaltó también los esqueletos de los 13 niños menores de un año y de otro menor de 2 años datados entre los siglos I d.C. e II d.C.

El hallazgo de los esqueletos infantiles es, para Rodríguez, especialmente significativo ya que hasta el momento no se encontraron en Galicia este tipo de enterramientos.


Otros hallazgos singulares y no documentados hasta ahora son las muestras de hasta 16 alcas gigantes o un gran número de cetáceos como las ballenas que, para el arqueólogo de la Diputación, Rafael Rodríguez, supone que probablemente en la Edad de Hierro ya estaba organizada la caza de la ballena.

En la actualidad, el equipo de arqueología está ya estudiando las piezas en el laboratorio para sacar conclusiones.