• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

El “Lola Torres” Lucio Blázquez hace un alegato en favor de la “cocina clásica” desde O Salnés

Lucio Blázquez, propietario del histórico y reconocido restaurante madrileño Casa Lucio, recibió ayer el XV Premio Nacional de Gastronomía Tradicional Lola Torres, que distingue anualmente a aquellos cocineros por su excelencia en el campo de la cocina clásica.

El “Lola Torres” Lucio Blázquez hace un alegato en favor de la “cocina clásica” desde O Salnés
Autoridades autonómicas y locales y miembros de la Fundación con Blázquez tras entregarle el premio | xoán rey/efe
Autoridades autonómicas y locales y miembros de la Fundación con Blázquez tras entregarle el premio | xoán rey/efe

Lucio Blázquez, propietario del histórico y reconocido restaurante madrileño Casa Lucio, recibió ayer el XV Premio Nacional de Gastronomía Tradicional Lola Torres, que distingue anualmente a aquellos cocineros por su excelencia en el campo de la cocina clásica. Blázquez sucede así en el palmarés al cocinero vasco Pedro Subijana, galardonado en la anterior edición, y se une a una amplia nómina de premiados en la que figuran nombres como el de Juan Mari Arzak o Montserrat Fontané en este certamen convocado por la Fundación Amigos de Galicia, con la colaboración del Concello de O Grove y la Xunta.

El acto tuvo lugar en el Centro Superior de Hostelería de Galicia, en Santiago, y Blázquez agradeció un premio que le llena de orgullo y concedido en Galicia, una tierra que, manifestó, visita siempre que tiene ocasión.

Relató que sus únicos logros han sido trabajar y estudiar para “hacer la comida que a todos los españoles les gusta”, lo que ha logrado apostando por la tradición y las buenas materias primas antes que por la innovación y las aventuras. El responsable de Casa Lucio repasó sus inicios en el negocio en Madrid hasta llegar a su posición actual, de lo que ha extraído un lema para todos aquellos que quieran seguir sus pasos: “Trabajar, trabajar y trabajar”.


Su intervención fue todo un alegato en favor de la “cocina clásica” y fue aplaudida por los presentes cuando concluyó. Entre ellos estaban miembros de la organización del certamen, así como personalidades del mundo de la restauración y miembros de la Xunta, como la directora de Turismo, Nava Castro, o el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda.

El propio Rueda fue el encargado de cerrar el acto con un breve discurso en el que exaltó la labor llevada a cabo por Lucio Blázquez, a quien definió como el “mejor embajador” para recomendar la cocina gallega en Madrid y a quien le pidió que conserve en su restauración los “grandes valores” de la cocina tradicional.

Ladillo organiza la info
La de Blázquez fue la propuesta ganadora para un jurado que lo escogió entre 147 propuestas de toda la Península Ibérica, incluyendo cinco cocineros portugueses. El galardón pretende reconocer “el trabajado bien realizado durante tantos años” por su parte, desde sus inicios como aprendiz en la posguerra hasta su etapa al frente de Casa Lucio; una “lanza de la cocina española a nivel mundial” desde su apertura en 1974. Además de este premio, que recuerda la figura de esta prestigiosa cocinera de O Grove, ostenta otros galardones como la Medalla de Oro del Mérito al trabajo o el título de Mejor embajador de Madrid, entre otros.