• Martes, 12 de Diciembre de 2017

Un nuevo tubo desde Pontearnelas ataja los problemas de agua en Lois y Meis

Una nueva conducción de agua desde Pontearnelas acabará con los problemas de abastecimiento que sufren desde hace tiempo Meis y la parroquia ribadumiense de Lois. Así lo anunciaron ayer el presidente en funciones de la Mancomunidade

Un nuevo tubo desde Pontearnelas ataja los problemas de agua en Lois y Meis
El presidente en funciones de la Mancomunidade y el regidor ribadumiense visitaron ayer la zona de obras | gonzalo salgado
El presidente en funciones de la Mancomunidade y el regidor ribadumiense visitaron ayer la zona de obras | gonzalo salgado

Una nueva conducción de agua desde Pontearnelas acabará con los problemas de abastecimiento que sufren desde hace tiempo Meis y la parroquia ribadumiense de Lois. Así lo anunciaron ayer el presidente en funciones de la Mancomunidade, Gonzalo Duán, y el alcalde de Ribadumia, David Castro, durante una visita a las obras que se ejecutan desde el verano y que está previsto puedan quedar listas en unas dos semanas.
La inversión parte del órgano mancomunado a petición de los ayuntamientos meisino y ribadumiense, que recogían críticas de los vecinos por falta de presión en el agua de la traída. Además, Castro explicaba que cada vez son más los vecinos de Leiro y Lois que demandan conexión a la red pública, debido también a la falta de precipitaciones que está secando los pozos particulares.
La falta de caudal y el reducido diámetro de la tubería original complicaban hasta ahora poder ofrecer nuevos enganches.
A unos 700 vecinos
Las autoridades estimaban ayer que se podrán beneficiar de estas mejoras alrededor de unos 700 vecinos, unos 300 en Lois y 400 en la zona de Meis que bebe de la misma tubería.

Mayor diámetro
El presupuesto de la actuación es de unos 160.000 euros y se actúa en una extensión de kilómetro y medio. Lo que se hace es instalar una nueva canalización, de mayor diámetro (de 100 milímetros de la anterior, se instala ahora una de 220), que complementará a la preexistente.
Además, la nueva red engancha directamente en Pontearnelas, por lo que las localidades que antes “estaban en la cola” de la vieja conducción, quedarán ahora “a la cabeza” en la nueva red, garantizando un mayor caudal disponible.

Sequía
En cuanto a los niveles disponibles en el abastecimiento ante la sequía, el dirigente de la Mancomunidade indicaba ayer que el descenso se deja sentir, aunque por el momento “el río aguanta bien” y se mantiene el servicio con normalidad.
También se refirió a la previsión meteorológica, que anuncia lluvias desde el lunes, con lo que confía en que los niveles puedan recuperarse sin tener que llegar a establecer restricciones al consumo doméstico.