La oposición marca con una moción los plazos para negociar el convenio colectivo

El concejal no adscrito, Roberto Agís, instó ayer a través de una moción a iniciar de “inmediato” la negociación del convenio colectivo para acabar con la “discriminación” de la plantilla de trabajadores

La oposición marca con una moción los plazos para negociar el convenio colectivo
Numeroso público asistió al Pleno de ayer y el salón de sesiones volvió a quedarse pequeño	d.a.
Numeroso público asistió al Pleno de ayer y el salón de sesiones volvió a quedarse pequeño d.a.

El concejal no adscrito, Roberto Agís, instó ayer a través de una moción a iniciar de “inmediato” la negociación del convenio colectivo para acabar con la “discriminación” de la plantilla de trabajadores municipales. Un texto que contó con el apoyo del Partido Popular y con la abstención del grupo de gobierno. “Coa miña moción só pido que se senten a falar cos traballadores e cheguen a acordos para acabar con certas discriminacións. Penso que o debería a poiar toda a Corporación”, apuntó. Pero el texto de la moción marcaba unos plazos, concretamente de tres meses , para llegar a un acuerdo y renovar el convenio de 2011. Y este fue precisamente el punto con el que discrepó el gobierno, concretamente, la edil de Personal, Vanesa Rodríguez, que señaló “non vamos a permitir que nos marquen unha folla de ruta que xa nos marcamos con anterioridade nin tampouco uns plazos”.
Vanesa Rodríguez negó una “dilación injustificada” y se se mostró abierta al diálogo. “Non entendo esta moción cando poden vir a falar conmigo cando queiran”, aseguró. Unas palabras que molestaron a algunos de los representantes sindicales y trabajadores que se encontraban entre el público. “É comprensible unha espera de catro meses cando o convenio colectivo leva once anos sen renovar”, incidió Rodríguez.
A unas horas de conocer el resultado de la auditoría que marcará la futura organización municipal, la tensión en el salón de plenos era palpable.
El concejal popular Marcos Guisasola incidió en que la auditoría estaba fuera e plazo. “Había que facela cando se chegou ao goberno e non agora que levan case dous anos”, señaló.
No salió adelante, pese al ofrecimiento del Partido Popular a mediar en la negociacion con la Xunta la petición de retirada del decreto de viviendas turísticas llevado a Pleno a través de una moción de la socialista, Coral González Haba.
El popular Marcos Guisasola tildó el texto de la moción de “demagógico” y de poco ajustado a la realidad. “Vamos a votar en contra, pero ya nos hemos puesto en contacto con la secretaria de turismo de la Xunta e iremos con ustedes a la reunión”, apuntó. Tampocó gustó a SAL que se abstuvo. Y es que el gobierno votó en este caso de forma diferente. “Nosotros consideramos que la regulación es positiva y sobre todo para un ayutamiento turístico como el de Sanxenxo”, indició el edil de Turismo, Jesús Sueiro. El alcalde, Gonzalo Pita, también quiso aclarar que pidieron a la presidenta de Aviturga, Dulcinea Aguín, una modificación del texto, concretamente cambiar el verbo retirar por revisar, pero no hubo acuerdo.
El BNG votó a favor, al igual que Roberto Agís, pero no fue suficiente.