• Martes, 19 de Septiembre de 2017

Parroquias libres de impuestos para comprar casa

La despoblación del rural es un problema que la Xunta quiere atajar con una serie de medidas que, entre otras, benefician a más de medio centenar de parroquias de las comarcas de O Salnés y del Ulla-Umia. Su caso no alcanza la gravedad

Parroquias libres de impuestos para comprar casa
Vista de una parte del término municipal de Meaño donde dos de sus parroquias se incluyen en la orden de la Xunta	d. a.
Vista de una parte del término municipal de Meaño donde dos de sus parroquias se incluyen en la orden de la Xunta d. a.

La despoblación del rural es un problema que la Xunta quiere atajar con una serie de medidas que, entre otras, benefician a más de medio centenar de parroquias de las comarcas de O Salnés y del Ulla-Umia. Su caso no alcanza la gravedad de municipios de las provincias de Lugo y Ourense, pero sí están consideradas como “zonas pouco poboadas”. Así, desde hace unos días, la compra o transmisión de una vivienda ubicada en las mismas no generará impuestos para jóvenes mayores de 36 años de edad, familias numerosas y personas con discapacidad. La rebaja fiscal también afecta a la constitución de préstamos hipotecarios para financiar la adquisición.
Es una de las acciones “estrella” del gobierno de Feijóo para animar la población en el rural y las zonas beneficiadas se han definido según el grado urbanización denominada GU 2016, utilizado por el Instituto Galego de Estatística. En el caso de O Salnés, se trata de Oubiña de Cambados, San Vicente de O Grove, así como Covas y Simes de Meaño. También gran parte del territorio de Ribadumia (Besomaño, Leiro, Lois y Santa Baia) y de Meis, donde está el mayor número de parroquias beneficiarias de la comarca saliniense: San Martiño, San Salvador, San Lourenzo de Nogueira, San Tomé, Paradela y A Armenteira. En el caso de A Illa de Arousa, se incluye todo el territorio pues la orden autonómica recoge su única parroquia, San Xulián. También aparecen Vilanova, con Baión y Tremoedo, y Vilagarcía, aplicando esta deducción a Bamio y Solobeira.
Con todo, el Ulla-Umia es la que más territorio se incluye como zona despoblada, destacando Cuntis y Moraña pues se aplicará en Cequeril, Estacas, Troáns, Arcos, Couselo, Cuntis, Piñeiro y Portela (correspondientes a la primera); así como Amil, Cosoirado, Rebón, Gargantáns, Laxe, Lamas, San Lorenzo, Santa Xusta y Saiáns (pertenencientes a la segunda).
En el caso de Caldas, la compra o transmisión de una casa estará libre de impuestos en Arcos, San Andrés, San Clemente, Godos, Carracedo y Saiar. En cuanto a Catoira, recoge gran parte de su territorio, incluyendo San Miguel, Dimo y Oeste, mientras que en Portas están Briallos, Lantaño, Portas y Romai; y en Valga, Cordeiro y Setecoros.
La orden de la Xunta entró en vigor la semana pasada con la delimitación de las zonas susceptibles de acogerse a esta medida, para vivienda habitual.