• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

Rehabilitar inmuebles en los cascos históricos de Cambados, Caldas y Vilagarcía conllevará rebajas fiscales en 2018

La Xunta aplicará una serie de bonificaciones en la rebaja fiscal de 2018 para quienes rehabiliten inmuebles en los conjuntos históricos de Cambados, Caldas de Reis y Vilagarcía de Arousa, entre otros. L

Rehabilitar inmuebles en los cascos históricos de Cambados, Caldas y Vilagarcía conllevará rebajas fiscales en 2018
Vista del conjunto histórico de Cambados  | d. a.
Vista del conjunto histórico de Cambados | d. a.

La Xunta aplicará una serie de bonificaciones en la rebaja fiscal de 2018 para quienes rehabiliten inmuebles en los conjuntos históricos de Cambados, Caldas de Reis y Vilagarcía de Arousa, entre otros. La medida entrará en vigor el próximo 1 de enero y el objetivo del gobierno autonómico es “dinamizar” los centros históricos de las cuatro provincias.
En total, esta nueva rebaja fiscal beneficiará a 60 conjuntos de Galicia y ha nacido con la idea de potenciar “la rehabilitación de inmuebles” y fomentar “la puesta en marcha de actividades económicas en zonas históricas”, informaron fuentes autonómicas.
Son tres las bonificaciones que incluye la próxima rebaja fiscal, incluida en los presupuestos de la Xunta para 2018, a través de la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas (en tramitación parlamentaria). Esta beneficiará a 16 ayuntamientos en la provincia de A Coruña, 14 en la de Lugo, 16 en la de Ourense y 14 en la de Pontevedra.

Impuestos con beneficio
Por una parte, permitirá realizar una deducción en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para aquellas personas que rehabiliten un bien inmueble situado en algún centro histórico.
Por otra, también podrá aplicar dos deducciones en el Impuesto sobre Patrimonio, por la “afectación a actividades económicas de inmuebles” situados en centros históricos; así como por la “participación en entidades que exploten bienes inmuebles”.
Para la Xunta, la delimitación de centro histórico urbano incluye a todos aquellos centros que “tienen la categoría de conjuntos históricos declarados bien de interés cultural”. Además, reciben esta consideración “otros ámbitos que tienen las características de centro histórico al seguir una evolución urbana” con el paso del tiempo. Estos últimos poseen “características tipológicas y estructurales reconocibles de la época” en la que fueron construidos, así como “un conjunto de valores culturales”. Sin embargo, no recibirán la consideración de centros históricos “los monumentos o yacimientos arqueológicos sin sentido de agrupación urbana”.
Asimismo, la Xunta apuntó que “en la delimitación geográfica de cada centro se utilizarán las delimitaciones ya existentes”, fundamentalmente las de planes especiales de protección, planes generales municipales y áreas de rehabilitación integral.
En A Coruña serán 16 centros los beneficiarios; en la Lugo serán 14; en Ourense recibirá la rebaja en los centros de 16 ciudades; y la provincia de Pontevedra tendrá como beneficiarios a 14 centros históricos repartidos por las urbes de Baiona, Caldas de Reis, Cambados, Cangas, Marín, Poio, Pontevedra, Tui, Vigo y Vilagarcía de Arousa.