Rías Baixas cierra su tercera mayor vendimia que resultará en 22 millones de litros de vino

La Denominación de Origen Rías Baixas ha puesto fin a la vendimia con la recolecta de 33,3 millones de kilos de uva de “un excelente equilibrio”. Las bodegas ya están realizando su vinificación y se prevé que la añada de 2017 ronde los 22 millones de litros de vino certificado que “permitirán atender la demanda” de este sello de calidad en sus mercados.

Rías Baixas cierra su tercera mayor vendimia que resultará en 22 millones de litros de vino
Un momento del Túnel del Vino ofrecido por Rías Baixas en Santiago 	cedida
Un momento del Túnel del Vino ofrecido por Rías Baixas en Santiago cedida

La Denominación de Origen Rías Baixas ha puesto fin a la vendimia con la recolecta de 33,3 millones de kilos de uva de “un excelente equilibrio”. Las bodegas ya están realizando su vinificación y se prevé que la añada de 2017 ronde los 22 millones de litros de vino certificado que “permitirán atender la demanda” de este sello de calidad en sus mercados.
Su presidente, Juan Gil de Araújo, y su secretario, Ramón Huidobro, dieron ayer los datos durante un túnel del vino celebrado en Santiago. La campaña, que se desarrolló entre el 6 de septiembre y el 14 de octubre, es la tercera mayor de la historia de la denominación, a pesar de que las previsiones iniciales hacían pensar en que caería de manera importante, en algún caso hasta el 20%. De hecho, el director técnico del órgano de control y certificación del Consello, Agustín Lago, indicó que las lluvias previas al grueso de la recogida, ayudaron a “optimizar el comportamiento del viñedo” y se “descartaron las previsiones de un 10% de merma”, realizados según las condiciones meteorológicas de la primavera y el verano.
Los viticultores de Rías Baixas recogieron más de 33,3 millones de kilos de fruto; una cantidad con la que se espera elaborar unos 22 millones de litros de vino certificado. Los responsables de su consello regulador, indicaron que esta cantidad “permitirá atender la demanda de los vinos Rías Baixas en los mercados gallego, español e internacional”. En la actualidad, las exportaciones suponen más del 28% de la producción, mientras que los domésticos acaparan el resto.
En cuanto a sus cualidades, Lago certificó lo dicho en el transcurso de la vendimia; que la recolecta se ha caracterizado por un “muy buen estado fitosanitario de la uva”, obteniendo una cosecha con “unos parámetros de calidad muy elevados, un excelente equilibrio entre grado y acidez, así como unos perfiles muy aromáticos”.
Por variedades, la uva albariño ha vuelto a representar más de un 95% de la cosecha, mientras que las otras blancas supusieron un 4%, y las diversas tinas alcanzaron el 1%. En cuanto a subzonas, O Salnés fue la más productiva, una vez más, con más de 20 millones.