• Miércoles, 18 de Octubre de 2017

Santa Mariña reincorpora al Cristo de Leiro sin noticias del original

Las ruinas de Santa Mariña cuentan de nuevo desde ayer con una figura de un Cristo crucificado. Los operarios volvieron a colocar ayer en la antigua zona de altar la figura de 2,80 metros obra del artista Francisco Leiro.

Santa Mariña reincorpora al Cristo de Leiro sin noticias del original
La obra de Francisco Leiro, de 2,80 metros, fue colocada ayer | gonzalo salgado
La obra de Francisco Leiro, de 2,80 metros, fue colocada ayer | gonzalo salgado

Las ruinas de Santa Mariña cuentan de nuevo desde ayer con una figura de un Cristo crucificado. Los operarios volvieron a colocar ayer en la antigua zona de altar la figura de 2,80 metros obra del artista Francisco Leiro. La pieza, en roble policromado, ya había sido cedida voluntariamente por el creador el verano pasado y estuvo unos meses, hasta finales de noviembre, a exposición pública en el entorno privilegiado.


El concejal de Cultura, Víctor Caamaño, explicaba este lunes que se ha acordado ahora repetir esta experiencia, con una nueva donación temporal gratuita y voluntaria que permitirá disfrutar de la obra de Leiro hasta final de año. Entonces volverá a retirarse, para evitar exponer la pieza a las inclemencias del invierno. Se pensó en un anclaje superior, pero la necesidad de obras en las paredes desaconsejó la mejora, colgándose finalmente a la misma altura que en 2016.

El original, estancado
En cuanto al Cristo original de Santa Mariña, desde el Concello indican que no ha habido avances en su recuperación desde la salida de la pieza en 2014 de las ruinas de Santa Mariña. Entonces se había retirado debido a su avanzado estado de deterioro, que amenazaba incluso con un desprendimiento.


El titular de la obra, el Arzobispado, debía decidir qué se hacía con la creación y Caamaño recordaba ayer que incluso se pusieron sobre la mesa algunos presupuestos, en una horquilla comprendida entre los 3.500 y los 7.500 euros.
Esas diferencias de precios varían en función de las actuaciones posibles: Una conservación o una restauración más en profundidad, incluyendo incluso la recuperación de policromías para la que es necesario retirar antes las varias capas de barniz protector que llevó la talla durante el paso de los años.


Desde el Concello recordaban ayer que siguen tendiendo la mano al órgano religioso para colaborar en la actuación sobre la pieza, pero señalan que la decisión sobre la intervención debe partir de la entidad titular del bien.
De fama internacional


En todo caso, Caamaño valoraba ayer positivamente la posibilidad de volver a contar con la obra de Leiro, “artista de referencia a nivel internacional”, para aumentar los atractivos turísticos del entorno durante la temporada alta. Indica, además, que el valor artístico de esta creación es mayor que la de la original.
La obra de Leiro incorpora referencias franciscanas, como la “Tau” que representa la cruz, en forma de “T”, en homenaje al antiguo convento de San Francisco en Cambados, un guiño a la historia local.