• Martes, 24 de Octubre de 2017

Sanxenxo pulveriza en septiembre los consumos de veranos anteriores

Los datos de consumo del mes de septiembre confirman el verano extraordinario de Sanxenxo en términos turísticos.
El volumen de basura generada el mes pasado supera en un 70% la cifra habitual

Sanxenxo pulveriza en septiembre los consumos de veranos anteriores
Las cifras que maneja el Concello revela un nuevo verano de récord en la localidad | oubiña
Las cifras que maneja el Concello revela un nuevo verano de récord en la localidad | oubiña

Los datos de consumo del mes de septiembre confirman el verano extraordinario de Sanxenxo en términos turísticos.
El volumen de basura generada el mes pasado supera en un 70% la cifra habitual en un mes fuera del verano. Normalmente, cada mes Sanxenxo genera entre 580 y 600 toneladas de basura orgánica. En septiembre de este año se han generado 1.093 toneladas frente a los 997 que se registraron en el mismo mes de 2016. La basura generada en septiembre, también supera la cifra de junio que fue de 961 toneladas.


El consumo de agua en septiembre fue de 248.906 metros cúbicos, ligeramente superior al año pasado, que fue de 244.117 metros cúbicos. Y superior al consumo del mes de junio que fue 211.482 metros cúbicos frente a 179.340 metros cúbicos del mismo mes del año pasado.
En cuanto a las consultas en las oficinas de turismo, la de Sanxenxo y la de Portonovo, esta última permaneció abierta hasta el 6 de septiembre, ascendieron de 654 en 2016 a 701 este año. El número se visitantes que pasan por estas oficinas es mayor, pero solo se contabilizan aquellos que hacen consultas en profundidad y a los que se les pregunta sobre su procedencia y el tipo de alojamiento que han elegido, entre otras cuestiones.
Entre los lugares de procedencia de los visitantes destacan, como suele ser habitual, Castilla y León y Madrid. El 60% se alojaron en hoteles. Otro dato relevante es que el 57% visitaban Sanxenxo por primera vez y 43% era, como mínimo, la segunda vez que lo hacían.


Ocupación
En cuanto a la ocupación, los datos transmitidos por los hoteleros al Concello han sido “muy positivos, especialmente los establecimientos de tres y cuatro estrellas que son los que ofrecen más servicios alternativos cuando la climatología no es tan buena”, apuntan. En conclusión, si el año 2016 fue un año muy bueno turísticamente hablando de los datos de consumo, desde junio hasta septiembre, avalan que 2017 ha superado a su precedente.
Tantos los hoteles como las viviendas turísticas cerrarán con este puente festivo acompañado por el buen tiempo las cifras de la temporada. Y es que el mes de octubre está registrando unas altas temperaturas y un gran tiempo que atraen a numerosos visitantes a las Rías Baixas. l