• Lunes, 25 de Septiembre de 2017

Un vecino de Noalla denuncia malos olores y destrozos en su propiedad a causa de las obras de la PO-308

Indignado, así se encuentra Manuel Garrido, vecino de Noalla, que desde hace varios meses convive con un fuerte olor a fecales a la entrada de su casa y con parte del muro de su cierre en el aire a causa de las obras que se están ejecutando en la PO-308. 

Un vecino de Noalla denuncia malos olores y destrozos en su propiedad a causa de las obras de la PO-308
Manuel Garrido muestra la tubería de fecales rota que desprende un fuerte hedor y se ha convertido en un foco de insectos  | d.a.
Manuel Garrido muestra la tubería de fecales rota que desprende un fuerte hedor y se ha convertido en un foco de insectos | d.a.

Indignado, así se encuentra Manuel Garrido, vecino de Noalla, que desde hace varios meses convive con un fuerte olor a fecales a la entrada de su casa y con parte del muro de su cierre en el aire a causa de las obras que se están ejecutando en la PO-308. 
La tubería se rompió durante una de las excavaciones en la zona y desde entonces el punto se ha convertido en un nido de insectos atraídos por un fuerte olor a fecales. “Esto non se pode permitir. A xente que pasa por aquí pregunta polo cheiro e a min dame ata vergonza. É tercermundista”, advierte.
Se ha puesto en contacto con el Concello, que le remitió a la Xunta de Galicia por ser la titular de las obras. “Eu tampoco entendo iso. Son veciño de Sanxenxo e pago os meus impostos aquí, non se poden desentender desa maneira”, apunta. En la administración autonómica, asegura, que se  han comprometido a arreglar los desperfectos, pero el problema es el tiempo. “Din que cando toque vir por aquí xa a o arranxarán, pero así levamos meses e aquí non se move nada”, advierte.
Si bien el acceso a su vivienda está libre, los anexos están llenos de vallas, tuberías al aire y excavaciones. En definitiva, “un circo” que Garrido no está dispuesto a aguantar más. “Parece que isto se convertiu no seu basureiro particular”, indica.
Al problema de insalubridad de la tubería de fecales se suman los desperfectos ocasionados en el muro de su vivienda. “Empezaron a excavar por debaixo do muro e deixaronmo ao aire. Que pasa se cae?”, se pregunta. Y es que la estructura que se encuentra sobre la piedra ya ha comenzado a agrietarse y a perder estabilidad tras el traslado de la caja de contadores de la luz a la parte exterior de la vivienda. “Esta obra está sendo unha chapuza e non son o único veciño que estou a ter problemas. Constame que a segunda fase destas obras xa non as vai facer esta empresa”, apunta.
Precisamente, esta semana los operarios de la obra estuvieron asegurando la pasarela de madera que se levantó tras el temporal de este invierno. Fuentes de la Consellería de Infraestructuras indicó que se colocó un lastre de hormigón al pie  del poste para evitar que se pueda volver a levantar con un nuevo temporal.
Cabe recordar que esta obra hizo intervenir a varios colectivos vecinales por la actuación en el entorno de O Con do Paxaro. La Xunta llegó a paralizar varias semanas la actuación en el entorno tras la fuerte respuesta social afavor de mantener las piedras que rodean al Con. El asunto llegó incluso al Parlamento de Galicia y varios colectivos ecologistas también se implicaron en el asunto.
La Consellería de Infraestructuras, dirigida por Ethel Vázquez, a petición vecinal y también del Concello de Sanxenxo, decidió mantener las piedras que rodeaban al Con y sacrificar algunas plazas de aparcamientos previstas en el entorno. l