• Martes, 12 de Diciembre de 2017

El TSXG abarata intereses pero obliga a Vilanova al pago de atrasos de la basura

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha emitido sentencia en la que resuelve la obligación del Concello de Vilanova de abonar a Celta Prix 163.285,92 euros en concepto de atrasos por el servicio de recogida de basuras,

El TSXG abarata intereses pero obliga a Vilanova al pago de atrasos de la basura
El recurso del Ayuntamiento fue solo estimado en parte y el tribunal mantiene la obligación de abono | d. a.
El recurso del Ayuntamiento fue solo estimado en parte y el tribunal mantiene la obligación de abono | d. a.

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha emitido sentencia en la que resuelve la obligación del Concello de Vilanova de abonar a Celta Prix 163.285,92 euros en concepto de atrasos por el servicio de recogida de basuras, aunque estima parcialmente un recurso del Ayuntamiento para rebajar los intereses de demora de esta deuda. Contra este fallo aún cabe recurso.


Celta Prix había conseguido en primera instancia, en el Juzgado de lo Contencioso número 3 de Pontevedra, el reconocimiento de estas facturas, en un fallo que también obligaba al Ayuntamiento al pago de intereses y a las costas hasta un máximo de 800 euros. La administración vilanovesa recurrió, siendo ahora admitidos sus argumentos solo parcialmente, en lo tocante a reducir el cómputo de los intereses: Se deberán calcular en función de la normativa vigente el 30 de abril de 2001 (momento de la firma del contrato de recogida) y, por tanto, la empresa no puede acogerse a los cómputos de la ley nueva. El tribunal también libera al Ayuntamiento del pago de costas.


Facturas reconocidas
No obstante, el Concello pretendía también con su recurso que la reclamación de los más de 160.000 euros quedase sin efecto. Para ello alegó, entre otros supuestos, que la empresa (en concurso) no cumplió sus obligaciones contractuales y que esta misma reclamación se incluye también en el proceso de concurso de acreedores.


El TSXG desestima estos argumentos. El primero lo hace al señalar que las facturas en litigio fueron presentadas en el Ayuntamiento “que las recibió y aprobó expresamente”. Es más, tampoco hubo ningún trámite para oponerse a estas facturas en vía administrativa antes del recurso contencioso que presentó Celta Prix para reclamar su pago. En lo tocante a que las mismas facturas se llevan también por reclamación en el concurso de la mercantil, el tribunal admite que esto es así, pero indica que en este caso “no puede producir litispendencia (...) una reclamación formulada varios meses después”.
Celtra Prix presentó el contencioso contra la decisión del Ayuntamiento de desestimar su reclamación de pago, por vía del silencio administrativo.